CC Madhya 1.82

tomāra caraṇa mora vraja-pura-ghare
udaya karaye yadi, tabe vāñchā pūre
Palabra por palabra: 
tomāra — Tus; caraṇa — pies de loto; mora — mío; vraja-pura-ghare — en el hogar en Vṛndāvana; udaya — manifestarse; karaye — yo hago; yadi — si; tabe — entonces; vāñchā — deseos; pūre — se cumplen.
Traducción: 
Las gopīs pensaron: «Querido Señor, si Tus pies de loto vuelven de nuevo a nuestro hogar, a Vṛndāvana, nuestros deseos se habrán cumplido».
Significado: 

SIGNIFICADO: En su Anubhāṣya, Śrīla Bhaktisiddhānta Sarasvatī Ṭhākura comenta: «Las gopīs están ocupadas en el servicio del Señor de un modo puro, sin motivaciones personales. No están cautivadas por la opulencia de Kṛṣṇa, ni por la comprensión de que Él es la Suprema Personalidad de Dios». Las gopīs sentían una inclinación natural por amar a Kṛṣṇa, pues Él era un joven y atractivo muchacho de la aldea de Vṛndāvana. Como muchachas aldeanas que eran, las gopīs no sentían mucha atracción por el campo de Kurukṣetra, donde Kṛṣṇa había ido con elefantes, caballos y galas de rey. En verdad, no les gustaba mucho ver a Kṛṣṇa en aquella atmósfera. Kṛṣṇa no Se sentía atraído por la opulencia o la belleza personal de las gopīs, sino por su servicio devocional puro. Del mismo modo, las gopīs sentían atracción por Kṛṣṇa vestido como pastorcillo de vacas, y no con aquella sofisticada indumentaria. El Señor Kṛṣṇa es inconcebiblemente poderoso. Para llegar a comprenderle, los grandes yogīs y personas santas abandonan todas las ocupaciones materiales y meditan en Él. Del mismo modo, las personas que están demasiado atraídas por el disfrute material, por realzar su opulencia material, por mantener a su familia o por liberarse de los enredos del mundo material, se refugian en la Suprema Personalidad de Dios. Pero las gopīs son ajenas a esas actividades y motivaciones; no son expertas en realizar esas actividades auspiciosas. Puesto que ya gozan de iluminación trascendental, simplemente ocupan sus sentidos purificados en el servicio del Señor en la remota aldea de Vṛndāvana. Las gopīs no sienten interés ni por las áridas especulaciones, ni por las artes, ni por la música, ni por ninguna otra condición de la vida material. Los conceptos de disfrute material y renunciación no existen para ellas. Su único deseo es ver regresar a Kṛṣṇa para que disfrute con ellas de pasatiempos espirituales trascendentales. Las gopīs sólo quieren que Él Se quede en Vṛndāvana, de forma que puedan ofrecerle servicio, para complacerle. No hay en ello ni el más mínimo rastro de complacencia personal de los sentidos.