CC Madhya 1.208

āji haite duṅhāra nāma ‘rūpa’ ‘sanātana’
dainya chāḍa, tomāra dainye phāṭe mora mana
Palabra por palabra: 
āji haite — desde este día; duṅhāra — de vosotros dos; nāma — estos nombres; rūpa — Śrī Rūpa; sanātana — Śrī Sanātana; dainya chāḍa — dejad a un lado vuestra humildad; tomāra — vuestra; dainye — humildad; phāṭe — rompe; mora — Mío; mana — corazón.
Traducción: 
«Mi querido Sākara Mallika, desde este día vuestros nombres serán Śrīla Rūpa y Śrīla Sanātana. Ahora, por favor, abandonad esa actitud, pues vuestra humildad Me rompe el corazón.
Significado: 

SIGNIFICADO: Con esas palabras, Śrī Caitanya Mahāprabhu dio iniciación a Dabira Khāsa y Sākara Mallika. Ambos acudieron al Señor con toda humildad, y el Señor les aceptó como Sus viejos sirvientes, Sus sirvientes eternos, y Les cambió el nombre. A raíz de esto, podemos entender la importancia fundamental de que el discípulo cambie de nombre después de la iniciación.

śaṅkha-cakrādy-ūrdhva-puṇḍra-dhāraṇādy-ātma-lakṣaṇam
tan nāma-karaṇaṁ caiva vaiṣṇavatvam ihocyate

«Después de la iniciación, el nombre del discípulo debe cambiar para indicar que es un sirviente del Señor Viṣṇu. A partir de entonces, el discípulo también debe empezar a marcarse el cuerpo con tilaka (ūrdhva-puṇḍra), en especial la frente. Esas marcas son espirituales, los signos del perfecto vaiṣṇava». Este verso procede del Uttara-khaṇḍa del Padma Purāṇa. Los miembros de la sahajiyā-sampradāya no se cambian el nombre; por lo tanto, no se les puede considerar gauḍīya vaiṣṇavas. Si una persona no se cambia de nombre después de la iniciación, debe entenderse que va a continuar bajo la influencia del concepto corporal de la vida.