CC Antya 5.85

‘bhakti’, ‘prema’, ‘tattva’ kahe rāye kari’ ‘vaktā’
āpani pradyumna-miśra-saha haya ‘śrotā’
Palabra por palabra: 
bhakti — el servicio devocional; prema — el amor extático; tattva — la verdad; kahe — Él dice; rāye — a Rāmānanda Rāya; kari’ — haciendo; vaktā — el orador; āpani — Él mismo; pradyumna-miśra — Pradyumna Miśra; saha — con; haya śrotā — Se vuelve oyente.
Traducción: 
Śrī Caitanya Mahāprabhu predicó acerca del servicio devocional, el amor extático y la Verdad Absoluta haciendo que el orador fuese Rāmānanda Rāya, un gṛhastha de familia baja. Entonces, el propio Śrī Caitanya Mahāprabhu, el excelso brāhmaṇa sannyāsī, y Pradyumna Miśra, el brāhmaṇa purificado, se volvieron oyentes de Rāmānanda Rāya.
Significado: 

SIGNIFICADO: En el Amṛta-pravāha-bhāṣya, Śrīla Bhaktivinoda Ṭhākura dice que los sannyāsīs de la escuela de Śaṅkarācārya siempre piensan que ya han cumplido con todos los deberes de los brāhmaṇas y que, además, por haber entendido la esencia del Vedānta-sūtra y ser sannyāsīs, son los maestros espirituales naturales de toda la sociedad. Algo parecido ocurre con los nacidos en familias brāhmaṇas, quienes piensan que, por llevar a cabo las ceremonias rituales recomendadas en los Vedas y seguir los principios de smṛti, son ellos exclusivamente quienes pueden hacer de maestros espirituales de la sociedad. Esos muy elevados brāhmaṇas piensan que quien no nace en familia brāhmaṇa no puede ser maestro espiritual ni enseñar la Verdad Absoluta. Para acabar con el orgullo de esos sannyāsīs māyāvādīs y brāhmaṇas por derecho de nacimiento, Śrī Caitanya Mahāprabhu demostró que una persona como Rāmānanda Rāya, pese a haber nacido en familia śūdra, y pese a pertenecer al gṛhastha-āśrama, puede ser maestro espiritual de personalidades tan excelsas como lo eran Él mismo y Pradyumna Miśra. Ése es el principio seguido por el culto vaiṣṇava, como demuestran las enseñanzas de Śrī Caitanya Mahāprabhu. La persona que distingue entre lo material y lo espiritual y que está firmemente establecida en la posición espiritual puede llegar a ser jagad-guru, el maestro espiritual del mundo entero. No es posible elevarse a la posición de jagad-guru por el simple hecho de anunciarse como tal, sin conocer los principios esenciales de la posición de jagad-guru. Hay incluso personas que, sin haber visto nunca lo que es un jagad-guru, se envanecen de ser sannyāsīs y se autoproclaman jagad-gurus pese a que ni siquiera hablan con nadie. Eso no era del agrado de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Toda persona que conozca la ciencia de Kṛṣṇa y esté plenamente cualificada en la vida espiritual puede hacer de jagad-guru. Vemos que el propio Śrī Caitanya Mahāprabhu fue a aprender de Śrī Rāmānanda Rāya, y envió a Pradyumna Miśra, un brāhmaṇa elevado, para que también él recibiese sus enseñanzas.