CC Antya 4.103

‘ācāra’, ‘pracāra’,—nāmera karaha ‘dui’ kārya
tumi—sarva-guru, tumi jagatera ārya
Palabra por palabra: 
ācāra pracāra — comportarse bien y predicar; nāmera — del santo nombre; karaha — tú haces; dui — dos; kārya — labores; tumi — tú; sarva-guru — el maestro espiritual de todos; tumi — tú; jagatera ārya — el devoto más avanzado del mundo.
Traducción: 
«Tú cumples con los dos deberes en relación al santo nombre, con tu ejemplo personal y, a la vez, con tu prédica. Por lo tanto, eres el maestro espiritual del mundo entero, pues eres el devoto más avanzado del mundo.»
Significado: 

SIGNIFICADO: Sanātana Gosvāmī define en este verso al maestro espiritual del mundo. Las cualidades que se expresan en relación con esto son que se debe actuar conforme a los mandamientos de las Escrituras y, al mismo tiempo, predicar. Quien así lo hace es un maestro espiritual genuino. Haridāsa Ṭhākura era el maestro espiritual ideal, pues cantaba regularmente en su rosario un determinado número de veces. De hecho, cantaba el santo nombre del Señor 300.000 veces al día. De forma similar, los miembros del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa cantan un mínimo de dieciséis vueltas de rosario al día, cantidad que puede completarse sin dificultad; al mismo tiempo, deben predicar el culto de Caitanya Mahāprabhu conforme al evangelio de la Bhagavad-gītā tal como es. Quien así lo hace está perfectamente capacitado para ser maestro espiritual del mundo entero.