CC Ādi 5.89

āmi ta’ jagate vasi, jagat āmāte
nā āmi jagate vasi, nā āmā jagate
Palabra por palabra: 
āmi — Yo; ta’ — ciertamente; jagate — en el mundo material; vasi — situado; jagat — toda la creación material; āmāte — en Mí; — no; āmi — Yo; jagate — en el mundo material; vasi — situado; — no; āmā — en Mí; jagate — el mundo material.
Traducción: 
[El Señor Kṛṣṇa dijo:]«Yo estoy en el mundo material, y el mundo descansa en Mí. Pero, al mismo tiempo, Yo no estoy en el mundo material, ni en verdad él descansa en Mí.
Significado: 

SIGNIFICADO: Nada puede existir sin la energía de la voluntad del Señor. Toda la creación manifiesta descansa, por tanto, en la energía del Señor, pero no hay que suponer que la manifestación material sea idéntica a la Suprema Personalidad de Dios. Una nube puede estar en el cielo, pero esto no significa que el cielo y la nube sean una misma cosa. Tampoco son idénticos al Señor Supremo la naturaleza material cualitativa y sus productos. La tendencia a dominar la naturaleza material, māyā, no puede ser un atributo de la Suprema Personalidad de Dios. Cuando Él desciende al mundo material, conserva Su naturaleza trascendental, sin que Le afecten las cualidades materiales. En los dos mundos, el material y el espiritual, Él es siempre el controlador de todas las energías. La naturaleza espiritual incontaminada existe siempre en Él. El Señor aparece y desaparece en el mundo material bajo aspectos diferentes para Sus pasatiempos y, sin embargo, Él es el origen de todas las manifestaciones cósmicas.

La manifestación material no puede existir independientemente del Señor Supremo; sin embargo, el Señor Viṣṇu, la Suprema Personalidad de Dios, a pesar de Su conexión con la naturaleza material, no puede estar subordinado a la influencia de la naturaleza. Su forma original de bienaventuranza y conocimiento eternos nunca está subordinada a las tres cualidades de la naturaleza material. Éste es un rasgo específico de las potencias inconcebibles del Señor Supremo.