CC Ādi 10.134

ei pañca putra tomāra mora priyapātra
rāmānanda saha mora deha-bheda mātra
Palabra por palabra: 
ei — estos; pañca — cinco; putra — hijos; tomāra — tus; mora — Míos; priya-pātra — muy queridos; rāmānanda saha — con Śrī Rāmānanda Rāya; mora — Mío; deha-bheda — diferencia corporal; mātra — solamente.
Traducción: 
Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo a Bhavānanda Rāya: «Tus cinco hijos son todos Mis amados devotos. Rāmānanda Rāya y Yo somos uno, aunque nuestros cuerpos sean diferentes».
Significado: 

SIGNIFICADO: El Gaura-gaṇoddeśa-dīpikā (120-124) afirma que Rāmānanda Rāya fue anteriormente Arjuna. También se le considera una encarnación de la gopī Lalitā, aunque, en la opinión de otros, fue una encarnación de Viśākhā-devī. Fue un devoto sumamente íntimo de Śrī Caitanya Mahāprabhu. Śrī Caitanya Mahāprabhu dijo: «Aunque Yo soy un sannyāsī, a veces Mi mente se turba cuando veo a una mujer. Pero Rāmānanda Rāya es más grande que Yo, porque siempre permanece imperturbable, hasta cuando toca a una mujer». Solamente Rāmānanda Rāya tenía el privilegio de tocar a una mujer de esta manera; nadie debe imitarle. Por desgracia, hay bribones que imitan las acciones de Rāmānanda Rāya. No hace falta decir nada más de ellos.

En los pasatiempos finales de Śrī Caitanya Mahāprabhu, Rāmānanda Rāya y Svarūpa Dāmodara estaban siempre recitando versos apropiados del Śrīmad-Bhāgavatam y otros libros para calmar los sentimientos extáticos de separación del Señor por Kṛṣṇa. Cuando el Señor Caitanya fue a la India del Sur, Sārvabhauma Baṭṭācārya Le aconsejó que viera a Rāmānanda Rāya, porque, según declaró, no había otro devoto tan avanzado en comprender el amor conyugal de Kṛṣṇa y las gopīs. Mientras viajaba por la India del Sur, el Señor Caitanya encontró a Rāmānanda Rāya a orillas del Godāvarī y, en sus largas conversaciones, el Señor adoptó la actitud de un alumno, mientras Rāmānanda Rāya Le instruía. Caitanya Mahāprabhu concluyó aquellas conversaciones diciendo: «Mi querido Rāmānanda Rāya, tú y Yo estamos locos los dos, y por eso coincidimos íntimamente en un terreno común». El Señor Caitanya aconsejó a Rāmānanda Rāya que dimitiese de su cargo al servicio del gobierno y fuese a Jagannātha Purī a vivir con Él. Aunque Śrī Caitanya Mahāprabhu Se negaba a ver a Mahārāja Pratāparudra, porque era rey, Rāmānanda Rāya, mediante un ardid vaiṣṇava, preparó un encuentro entre el Señor y el rey. Esto se describe en los versos 41 al 57 del Capítulo Duodécimo del Madhya-līlā. Śrī Rāmānanda Rāya estuvo presente durante las diversiones acuáticas del Señor posteriores al festival de Ratha-yātrā.

El Señor Śrī Caitanya Mahāprabhu consideraba iguales en su renunciación a Śrī Rāmānanda Rāya y a Śrī Sanatāna Gosvāmī, porque aunque el primero fuese un gṛhastha al servicio del gobierno y Śrī Sanatāna Gosvāmī estuviese en la orden de renunciación, totalmente desapegado de las actividades materiales, ambos eran sirvientes de la Suprema Personalidad de Dios y conservaban a Kṛṣṇa en el centro de todas sus actividades. Śrī Rāmānanda Rāya fue una de las tres personalidades y media con quienes Śrī Caitanya Mahāprabhu hablaba de los temas más íntimos de la conciencia de Kṛṣṇa. Śrī Caitanya Mahāprabhu aconsejó a Pradyumna Miśra que aprendiese la ciencia de Kṛṣṇa con Śrī Rāmānanda Rāya. Del mismo modo que Subala asistía siempre a Kṛṣṇa en Sus relaciones con Rādhārāṇī en el kṛṣṇa-līlā, Rāmānanda Rāya asistía a Śrī Caitanya Mahāprabhu en Sus sentimientos de separación por Kṛṣṇa. Śrī Rāmānanda Rāya fue el autor del Jagannātha-vallabha-nāṭaka.