SB 9.9.43

na me brahma-kulāt prāṇāḥ
kula-daivān na cātmajāḥ
na śriyo na mahī rājyaṁ
na dārāś cātivallabhāḥ
Palabra por palabra: 
na — no; me — mía; brahma-kulāt — que los grupos de brāhmaṇas; prāṇāḥ — vida; kula-daivāt — que las personalidades adoradas por mi familia; na — no; ca — también; ātmajāḥ — los hijos e hijas; na — ni; śriyaḥ — la opulencia; na — ni; mahī — la tierra; rājyam — el reino; na — ni; dārāḥ — la esposa; ca — también; ati-vallabhāḥ — muy querido.
Traducción: 
Mahārāja Khaṭvāṅga pensó: Ni mi propia vida me es más querida que la cultura brahmínica y los brāhmaṇas, a quienes mi familia adora. ¿Qué puedo decir entonces de mi reino, mis tierras, mi esposa, mis hijos y mi opulencia? Nada hay que me sea tan querido como los brāhmaṇas.
Significado: 

Mahārāja Khaṭvāṅga, partidario de la cultura brahmínica, quiso utilizar el instante de que disponía para entregarse por entero a la Suprema Personalidad de Dios. Al Señor se Le adora con la siguiente oración:

namo brāhmaṇya-devāya
go brāhmaṇa-hitāya ca
jagad-dhitāya kṛṣṇāya
govindāya namo namaḥ

«Ofrezco respetuosas reverencias a la Verdad Absoluta Suprema, Kṛṣṇa, el bienqueriente de las vacas y de los brāhmaṇas, así como de las entidades vivientes en general. Ofrezco una y otra vez mis reverencias a Govinda, la fuente de placer para todos los sentidos». El devoto de Kṛṣṇa está muy apegado a la cultura brahmínica. En verdad, el verdadero brāhmaṇa es la personalidad experimentada que sabe quién es Kṛṣṇa y cuáles son Sus deseos. Brahma jānātīti brāhmaṇaḥ. Puesto que Kṛṣṇa es el Parabrahman, las personas conscientes de Kṛṣṇa, los devotos de Kṛṣṇa, son brāhmaṇas excelsos. Para Khaṭvāṅga Mahārāja, los devotos de Kṛṣṇa eran los verdaderos brāhmaṇas y la verdadera luz de la sociedad humana. Quien desee avanzar en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa y en la comprensión espiritual debe dar la máxima importancia a la cultura brahmínica, y debe entender a Kṛṣṇa (kṛṣṇaya govindāya). De ese modo, logrará el éxito en la vida.