New version available here: vedabase.io

SB 9.6.55

tāḥ sva-patyur mahārāja
nirīkṣyādhyātmikīṁ gatim
anvīyus tat-prabhāveṇa
agniṁ śāntam ivārciṣaḥ
Palabra por palabra: 
tāḥ — todas las esposas de Saubhari; sva-patyuḥ — con su propio marido; mahārāja — ¡oh, rey Parīkṣit!; nirīkṣya — observar; adhyātmikīm — espiritual; gatim — progreso; anvīyuḥ — siguieron; tat-prabhāveṇa — por la influencia de su esposo (aunque no tenían el nivel necesario, por la influencia de su esposo, también ellas pudieron ir al mundo espiritual); agnim — el fuego; śāntam — completamente fundido; iva — como; arciṣaḥ — las llamas.
Traducción: 
¡Oh, Mahārāja Parīkṣit!, gracias al poder espiritual de Saubhari Muni, sus esposas, que observaron el tránsito de su marido hacia la existencia espiritual, lograron entrar también en el mundo espiritual, del mismo modo que las llamas de un fuego se apagan cuando se apaga el fuego de donde proceden.
Significado: 

Como se afirma en la Bhagavad-gītā (9.32): striyo vaiśyās tathā śūdrās te 'pi yānti parāṁ gatim. A las mujeres no se las considera muy poderosas en lo que a seguir principios espirituales se refiere. Sin embargo, la mujer que se casa con el hombre adecuado, un marido espiritualmente avanzado, y se ocupa en servirle, recibe el mismo beneficio que su marido. En este verso se dice claramente que, por la influencia de Saubhari Muni, sus esposas también entraron en el mundo espiritual. No tenían el nivel requerido, pero, por haber seguido fielmente a su esposo, entraron con él en el mundo espiritual. La mujer, por lo tanto, debe ser una fiel sirvienta de su esposo; si el esposo es espiritualmente avanzado, la mujer recibirá, de modo natural, la oportunidad de entrar en el mundo espiritual.

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Sexto del Canto Noveno del , titulado «La caída de Saubhari Muni».