SB 9.24.33

tadaivopāgataṁ devaṁ
vīkṣya vismita-mānasā
pratyayārthaṁ prayuktā me
yāhi deva kṣamasva me
Palabra por palabra: 
tadā — en ese momento; eva — en verdad; upāgatam — apareció (ante ella); devam — el dios del Sol; vīkṣya — al ver; vismita-mānasā — muy sorprendida; pratyaya-artham — sólo para ver la potencia del poder místico; prayuktā — lo he utilizado; me — a mí; yāhi — por favor, regrese; deva — ¡oh, semidiós!; kṣamasva — perdone; me — a mí.
Traducción: 
Tan pronto como Kuntī llamó al semidiós del Sol, éste se presentó inmediatamente ante ella. Muy sorprendida, Kuntī le dijo: «Sólo estaba comprobando la efectividad de este poder místico. Siento haberle llamado sin razón. Por favor, váyase y discúlpeme».