SB 9.21.3-5

viyad-vittasya dadato
labdhaṁ labdhaṁ bubhukṣataḥ
niṣkiñcanasya dhīrasya
sakuṭumbasya sīdataḥ
vyatīyur aṣṭa-catvāriṁśad
ahāny apibataḥ kila
ghṛta-pāyasa-saṁyāvaṁ
toyaṁ prātar upasthitam
kṛcchra-prāpta-kuṭumbasya
kṣut-tṛḍbhyāṁ jāta-vepathoḥ
atithir brāhmaṇaḥ kāle
bhoktu-kāmasya cāgamat
Palabra por palabra: 
viyat-vittasya — de Rantideva, que recibía lo que la providencia le enviaba, como el pájaro cātaka recibe el agua del cielo; dadataḥ — que repartía entre los demás; labdham — todo lo que obtenía; labdham — esas ganancias; bubhukṣataḥ — disfrutó; niṣkiñcanasya — siempre sin un céntimo; dhīrasya — pero muy sobrio; sa-kuṭumbasya — con los miembros de su propia familia; sīdataḥ — sufrir mucho; vyatīyuḥ — pasó; aṣṭa-catvāriṁśat — cuarenta y ocho; ahāni — días; apibataḥ — sin siquiera beber agua; kila — en verdad; ghṛta-pāyasa — alimentos cocinados con leche y ghī; saṁyāvam — diversos cereales; toyam — agua; prātaḥ — por la mañana; upasthitam — llegó por casualidad; kṛcchra-prāpta — que estaban sufriendo; kuṭumbasya — los miembros de cuya familia; kṣut-tṛḍbhyām — por el hambre y la sed; jāta — estaban; vepathoḥ — temblando; atithiḥ — una visita; brāhmaṇaḥ — un brāhmaṇa; kāle — justo en ese instante; bhoktu-kāmasya — de Rantideva, que deseaba comer algo; ca — también; āgamat — llegó allí.
Traducción: 
Rantideva nunca se esforzó por ganar nada. Personalmente, se contentaba con lo que la providencia le tuviera reservado, pero, si alguien iba a visitarle, le agasajaba con todo cuanto tenía. Debido a ello, él y su familia pasaron muchísimas privaciones. En verdad, él y su familia temblaban por falta de comida y de agua, pero Rantideva siempre permaneció sobrio. Una mañana, después de cuarenta y ocho días de ayuno, Rantideva recibió un poco de agua y unos alimentos preparados con leche y ghī; sin embargo, cuando se disponía a comer en compañía de su familia, recibió la visita de un brāhmaṇa.