SB 9.14.3

tasya dṛgbhyo 'bhavat putraḥ
somo 'mṛtamayaḥ kila
viprauṣadhy-uḍu-gaṇānāṁ
brahmaṇā kalpitaḥ patiḥ
Palabra por palabra: 
tasya — de él, de Atri, el hijo de Brahmā; dṛgbhyaḥ — de las lágrimas de júbilo de los ojos; abhavat — nació; putraḥ — un hijo; somaḥ — el dios de la Luna; amṛta-mayaḥ — pleno de rayos reconfortantes; kila — en verdad; vipra — de los brāhmaṇas; oṣadhi — de las plantas medicinales; uḍu-gaṇānām — y de los astros luminosos; brahmaṇā — por el Señor Brahmā; kalpitaḥ — fue nombrado o designado; patiḥ — el director supremo.
Traducción: 
De las lágrimas de júbilo de Atri nació un hijo llamado Soma, la Luna, pleno de rayos reconfortantes. El Señor Brahmā le designó como director de los brāhmaṇas, las plantas medicinales y los astros luminosos.
Significado: 

Según lo explican los Vedas, Soma, el dios de la Luna, nació de la mente de la Suprema Personalidad de Dios (candramā manaso jātaḥ). Este verso, sin embargo, nos indica que Soma nació de las lágrimas de los ojos de Atri, lo cual parece contradecir la información védica. En realidad no es así, pues se entiende que este verso habla de un nacimiento de la Luna que tuvo lugar en otro milenio. Cuando los ojos se llenan de lágrimas de alegría, esas lágrimas son frescas. Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura dice: dṛgbhya ānandāśrubhya ata evāmṛtamayaḥ: «La palabra dṛgbhyaḥ de este verso significa “de lágrimas de júbilo”. Por esa razón, el dios de la Luna recibe el calificativo de amṛtamayaḥ, “pleno de rayos reconfortantes”. En el Cuarto Canto del Śrīmad-Bhāgavatam (4.1.5), hallamos el siguiente verso:

atreḥ patny anasūyā trīñ
jajñe suyaśasaḥ sutān
dattaṁ durvāsasaṁ somam
ātmeśa-brahma-sambhavān

Este verso explica que Anasūyā, la esposa de Atri Ṛṣi, tuvo tres hijos: Soma, Durvāsā y Dattātreya. Se dice que en el momento de la concepción, Anasūyā fue fecundada por las lágrimas de Atri.