New version available here: vedabase.io

SB 8.7.19

tad ugra-vegaṁ diśi diśy upary adho
visarpad utsarpad asahyam aprati
bhītāḥ prajā dudruvur aṅga seśvarā
arakṣyamāṇāḥ śaraṇaṁ sadāśivam
Palabra por palabra: 
tat — ese; ugra-vegam — veneno muy poderoso y mortífero; diśi diśi — en todas direcciones; upari — hacia arriba; adhaḥ — hacia abajo; visarpat — en olas; utsarpat — que iban hacia arriba; asahyam — insoportable; aprati — incontrolable; bhītāḥ — llenos de temor; prajāḥ — los habitantes de todos los mundos; dudruvuḥ — iban de un lugar a otro; aṅga — ¡oh, Mahārāja Parīkṣit!; sa-īśvarāḥ — con el Señor Supremo; arakṣyamāṇāḥ — sin ser protegidos; śaraṇam — refugio; sadāśivam — a los pies de loto del Señor Śiva.
Traducción: 
¡Oh, rey!, aquel veneno incontrolable se extendía violentamente hacia arriba, hacia abajo y en todas direcciones; entonces, todos los semidioses, junto con el Señor mismo, acudieron al Señor Śiva [Sadāśiva]. Sintiéndose desamparados y lenos de temor, se refugiaron en él.
Significado: 

Alguien podría preguntar cuál fue la razón de que la Suprema Personalidad de Dios, que se encontraba presente en el lugar, acompañase a los semidioses y a los demás para refugiarse en el Señor Sadāśiva, en lugar de intervenir personalmente. En relación con esto, Śrīla Madhvācārya advierte:

rudrasya yaśaso 'rthāya
svayaṁ viṣṇur viṣaṁ vibhuḥ
na sañjahre samartho 'pi
vāyuṁ coce praśāntaye

El Señor Viṣṇu podía resolver la situción, pero no lo hizo porque quería dar el mérito al Señor Śiva, pues éste más tarde bebería todo el veneno y lo guardaría en su garganta.