SB 8.20.19

tadāsurendraṁ divi devatā-gaṇā
gandharva-vidyādhara-siddha-cāraṇāḥ
tat karma sarve 'pi gṛṇanta ārjavaṁ
prasūna-varṣair vavṛṣur mudānvitāḥ
Palabra por palabra: 
tadā — en ese momento; asura-indram — al rey de los demonios, Bali Mahārāja; divi — en el sistema planetario superior; devatā-gaṇāḥ — los habitantes, que reciben el nombre de semidioses; gandharva — los gandharvas; vidyādhara — los vidyādharas; siddha — los habitantes de Siddhaloka; cāraṇāḥ — los habitantes de Cāraṇaloka; tat — esa; karma — acción; sarve api — todos ellos; gṛṇantaḥ — declarar; ārjavam — simple y sencilla; prasūna-varṣaiḥ — con una lluvia de flores; vavṛṣuḥ — dejaron caer; mudā-anvitāḥ — muy complacidos con él.
Traducción: 
En ese momento, los habitantes del sistema planetario superior, es decir, los semidioses, los gandharvas, los vidyādharas, los siddhas y los cāraṇas, muy complacidos con Bali Mahārāja por aquel gesto sencillo y libre de hipocresía, alabaron sus cualidades y derramaron sobre él millones de flores.
Significado: 

Ārjavam, la sencillez, el estar libre de hipocresía, es una cualidad de los brāhmaṇas y los vaiṣṇavas. El vaiṣṇava adquiere de modo natural todas las cualidades de los brāhmaṇas.

yasyāsti bhaktir bhagavaty akiñcanā
sarvair guṇais tatra samāsate surāḥ

(Bhāg. 5.1.12)

El vaiṣṇava debe poseer todas las cualidades brahmínicas, como satya, śama, dama, titikṣā y ārjava. En su carácter no debe haber duplicidad alguna. Al ver que Bali Mahārāja actuaba con una devoción y una fe inquebrantables en los pies de loto del Señor Viṣṇu, todos los habitantes del sistema planetario superior apreciaron mucho su actitud.