New version available here: vedabase.io

SB 8.16.61

ta eva niyamāḥ sākṣāt
ta eva ca yamottamāḥ
tapo dānaṁ vrataṁ yajño
yena tuṣyaty adhokṣajaḥ
Palabra por palabra: 
te — éste es; eva — en verdad; niyamāḥ — todos los principios regulativos; sākṣāt — directamente; ta — éste es; eva — en verdad; ca — también; yama-uttamāḥ — el mejor proceso de control de los sentidos; tapaḥ — austeridades; dānam — caridad; vratam — observar votos; yajñaḥ — sacrificio; yena — con dicho proceso; tuṣyati — Se complace mucho; adhokṣajaḥ — el Señor Supremo, que no es percibido por los sentidos materiales.
Traducción: 
Éste es el mejor proceso para complacer a la trascendental Suprema Personalidad de Dios, que recibe el nombre de Adhokṣaja. Es el mejor de todos los principios regulativos, la mejor austeridad, la mejor forma de dar caridad, y el mejor procedimiento de sacrificio.
Significado: 

El Señor Supremo dice en la Bhagavad-gītā (18.66):

sarva-dharmān parityajya
mām ekaṁ śaraṇaṁ vraja
ahaṁ tvāṁ sarva-pāpebhyo
mokṣayiṣyāmi mā śucaḥ

«Abandona toda clase de religión y sencillamente entrégate a Mí. Yo te liberaré de toda reacción pecaminosa. No temas». Si no complacemos a la Suprema Personalidad de Dios conforme a Su deseo, nuestras acciones no traerán ningún buen resultado.

dharmaḥ svanuṣṭhitaḥ puṁsāṁ
viṣvaksena-kathāsu yaḥ
notpādayed yadi ratiṁ
śrama eva hi kevalam

«Los deberes que desempeña un hombre conforme a su posición, si no hacen que nazca en él una atracción por el mensaje de la Personalidad de Dios, no son más que un esfuerzo inútil» (Bhāg. 1.2.8). Cuando no hay interés por satisfacer al Señor Viṣṇu, Vāsudeva, todas las actividades supuestamente auspiciosas que puedan realizarse son inútiles. Moghāśā mogha-karmāṇo mogha-jñānā vicetasaḥ: En ese estado de confusión, la persona acaba decepcionada en sus esperanzas, en sus actividades y en su conocimiento. En relación con esto, Śrīla Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura señala: napuṁsakam anapuṁsakenety-ādinaikatvam: No se puede equiparar al potente con el impotente. Hoy en día, entre los māyāvādīs está de moda decir que todo lo que se haga y cualquier camino que se siga es correcto. Pero son argumentos tontos. En este verso se afirma rotundamente que éste es el único método para alcanzar el éxito en la vida. Īśvara-tarpaṇaṁ vinā sarvam eva viphalam. Si no se satisface al Señor Viṣṇu, todas las actividades piadosas, las ceremonias rituales y los yajñas son un simple espectáculo sin ningún valor. Por desdicha, los necios no conocen el secreto del éxito. Na te viduḥ svārtha-gatiṁ hi viṣṇum. No saben que el verdadero interés de la persona culmina en complacer al Señor Viṣṇu.