New version available here: vedabase.io

SB 7.8.48

śrī-manava ūcuḥ
manavo vayaṁ tava nideśa-kāriṇo
ditijena deva paribhūta-setavaḥ
bhavatā khalaḥ sa upasaṁhṛtaḥ prabho
karavāma te kim anuśādhi kiṅkarān
Palabra por palabra: 
śrī-manavaḥ ūcuḥ — todos los manus ofrecieron respetuosas reverencias diciendo; manavaḥ — los líderes de los asuntos universales (especialmente en relación con dar conocimiento a la humanidad acerca de cómo vivir legítimamente bajo la protección de la Suprema Personalidad de Dios); vayam — nosotros; tava — de Tu Señoría; nideśa-kāriṇaḥ — los que cumplen las órdenes; diti-jena — por Hiraṇyakaśipu, el hijo de Diti; deva — ¡oh, Señor!; paribhūta — pasadas por alto; setavaḥ — cuyas leyes de moralidad al respecto del sistema de varṇāśrama en la sociedad humana; bhavatā — por Tu Señoría; khalaḥ — el muy envidioso sinvergüenza; saḥ — él; upasaṁhṛtaḥ — matado; prabho — ¡oh, Señor!; karavāma — haremos; te — Tuyo; kim — qué; anuśādhi — por favor, dirige; kiṅkarān — a Tus sirvientes eternos.
Traducción: 
Los manus ofrecieron las siguientes oraciones: ¡Oh, Señor!, nosotros, los manus, cumpliendo Tus órdenes, somos los legisladores de la sociedad humana; sin embargo, debido a la supremacía temporal de ese gran demonio, Hiraṇyakaśipu, nuestras leyes para mantener el varṇāśrama-dharma habían sido abolidas. ¡Oh, Señor!, ahora que has matado a ese gran demonio, hemos vuelto a la normalidad. Somos Tus sirvientes eternos; ten la bondad de ordenarnos lo que deseas que hagamos.
Significado: 

El Señor Supremo, Kṛṣṇa, habla del varṇāśrama-dharma, el sistema de cuatro varṇas y cuatro āśramas, en muchos pasajes de la Bhagavad- gītā. Ahí instruye a la gente acerca del varṇāśrama-dharma, de manera que toda la sociedad humana pueda vivir en paz siguiendo los principios de las cuatro divisiones sociales y las cuatro divisiones espirituales (varṇa y āśrama), para que, de ese modo, puedan avanzar en el conocimiento espiritual. Los manus compilaron la Manu-saṁhitā. La palabra saṁhitā significa conocimiento védico, y manu indica que ese conocimiento viene de Manu. A veces los manus son encarnaciones del Señor Supremo, y otras veces son entidades vivientes dotadas de poder. En el pasado, hace muchísimos años, el Señor Kṛṣṇa instruyó al dios del Sol. Los manus suelen ser hijos del dios del Sol. Por eso Kṛṣṇa, cuando explicó a Arjuna la importancia de la Bhagavad-gītā, dijo: imaṁ vivasvate yogaṁ proktavān aham avyayam vivasvān manave prāha: «Este mensaje le fue dado a Vivasvān, el dios del Sol, quien, a su vez, lo enseñó a su hijo Manu». Manu dictó la ley que recibe el nombre de Manu-saṁhitā, y que está llena de indicaciones basadas en los varṇas y āśramas acerca de cómo debe vivir el ser humano. Se trata de un modo de vida muy científico, pero, bajo el gobierno de demonios como Hiraṇyakaśipu, la sociedad humana rompe todos esos sistemas de ley y orden y se vuelve cada vez más degradada. Y, como consecuencia, en el mundo no hay paz. La conclusión es que, si deseamos verdadera paz y orden en la sociedad humana, debemos seguir los principios que se exponen en la Manu-saṁhitā y que han sido confirmados por la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa.