SB 7.8.23

prāyeṇa me 'yaṁ hariṇorumāyinā
vadhaḥ smṛto 'nena samudyatena kim
evaṁ bruvaṁs tv abhyapatad gadāyudho
nadan nṛsiṁhaṁ prati daitya-kuñjaraḥ
Palabra por palabra: 
prāyeṇa — probablemente; me — de mí; ayam — este; hariṇā — por el Señor Supremo; uru-māyinā — que posee el gran poder místico; vadhaḥ — la muerte; smṛtaḥ — planeada; anena — con este; samudyatena — esfuerzo; kim — de qué sirve; evam — de este modo; bruvan — murmurando; tu — en verdad; abhyapatat — atacó; gadā-āyudhaḥ — armado con su maza; nadan — rugiendo muy fuerte; nṛ-siṁham — el Señor, que apareció en la forma mitad león y mitad hombre; prati — hacia; daitya- kuñjaraḥ — Hiraṇyakaśipu, que era como un elefante.
Traducción: 
Hiraṇyakaśipu murmuró para sí: «El Señor Viṣṇu, que posee grandes poderes místicos, ha tramado este plan para matarme, pero ¿de qué Le va a servir?, ¿quién puede luchar contra mí?». Pensando de este modo, Hiraṇyakaśipu tomó su maza y atacó al Señor como un elefante.
Significado: 

A veces, en la selva se enfrentan un león y un elefante. El Señor aparecíó en forma de león, e Hiraṇyakaśipu, que no Le temía, Le atacó como un elefante. Por lo general, los elefantes son vencidos por los leones; la comparación de este verso es, por lo tanto, muy adecuada.