New version available here: vedabase.io

SB 7.3.12

iti śuśruma nirbandhaṁ
tapaḥ paramam āsthitaḥ
vidhatsvānantaraṁ yuktaṁ
svayaṁ tri-bhuvaneśvara
Palabra por palabra: 
iti — de este modo; śuśruma — hemos oído; nirbandham — fuerte determinación; tapaḥ — austeridad; paramam — muy rigurosa; āsthitaḥ — está establecido en; vidhatsva — por favor, toma medidas; anantaram — tan pronto como sea posible; yuktam — apropiadas; svayam — tú mismo; tri-bhuvana-īśvara — ¡oh, amo de los tres mundos!.
Traducción: 
¡Oh, señor!, hemos oído de fuentes dignas de confianza que Hiraṇyakaśipu está ahora ocupado en rigurosas austeridades con el objetivo de obtener tu puesto. Tú eres el amo de los tres mundos. Por favor, no esperes más para tomar las medidas que juzgues apropiadas.
Significado: 

En el mundo material, el amo mantiene al sirviente, pero éste siempre está pensando en cómo hacerse con la posición del amo. La historia nos ofrece muchos ejemplos al respecto, sobre todo en la India, donde, durante el gobierno musulmán, muchos sirvientes derrocaron a sus amos mediante intrigas y conspiraciones. En obras acerca del Señor Caitanya se cuenta la historia del gran zamindar Subuddhi Rāya, que tenía por sirviente a un muchacho musulmán, al que, por supuesto, trataba como a su propio hijo, y al que, a veces, cuando el muchacho robaba algo, castigaba con una vara. Esos azotes dejaron una marca en la espalda del muchacho, quien, más tarde, por medio de intrigas, llegó a ser el nawab de Bengala, Hussain Shah. Un día, su esposa vio la marca de su espalda y le preguntó por ella. El nawab le explicó que, de niño, había sido sirviente de Subuddhi Rāya, y que éste le había castigado por algunas travesuras que había hecho. La esposa del nawab se agitó mucho al saberlo, y pidió a su marido que matase a Subuddhi Rāya. El nawab Hussain Shah, por supuesto, estaba muy agradecido a Subuddhi Rāya y se negó a matarle; pero cuando su esposa le pidió que lo volviese musulmán, el nawab consintió en hacerlo. Para ello, salpicó a Subuddhi Rāya con un poco de agua de su cántaro, y declaró que a partir de entonces Subuddhi Rāya era musulmán. Es decir, este nawab había sido un insignificante sirviente de Subuddhi Rāya, pero por diversos medios había logrado la elevada posición de nawab de Bengala. Así es el mundo material. Todo el mundo está trazando planes para ser el amo, aunque todos son sirvientes de sus sentidos. La entidad viviente, conforme a este sistema, trata de ser ama de todo el universo, aunque es sirviente de sus propios sentidos. Un ejemplo típico es Hiraṇyakaśipu; los semidioses informaron a Brahmā de sus intenciones.