SB 7.15.12

vidharmaḥ para-dharmaś ca
ābhāsa upamā chalaḥ
adharma-śākhāḥ pañcemā
dharma-jño 'dharmavat tyajet
Palabra por palabra: 
vidharmaḥ — irreligión; para-dharmaḥ — principios religiosos practicados por otros; ca — y; ābhāsaḥ — una farsa de religión; upamā — principios que parecen religiosos pero que no lo son; chalaḥ — una religión engañosa; adharma-śākhāḥ — que son distintas ramas de la irreligión; pañca — cinco; imāḥ — éstas; dharma- jñaḥ — del que es consciente de los principios religiosos; adharma-vat — considerándolas irreligiosas; tyajet — debe abandonar.
Traducción: 
Cinco son las ramas de la irreligión, bien definidas con los nombres de irreligión [vidharma], principios religiosos para los que no se es apto [para-dharma], farsa de religión [ābhāsa], religión de imitación [upadharma], y religión engañosa [chala- dharma]. La persona consciente de la verdadera vida religiosa debe abandonar esas cinco formas de irreligión.
Significado: 

Todo principio religioso que vaya en contra del principio de entregarse a los pies de loto de la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa, debe considerarse irregular y engañoso; aquel que tenga un verdadero interés por la religión debe abandonarlos. ánicamente hay que seguir las instrucciones de Kṛṣṇa y entregarse a Él. Para ello, por supuesto, se necesita una buena inteligencia, que puede adquirirse después de muchísimas vidas gracias a la buena influencia de los devotos y a la práctica de conciencia de Kṛṣṇa. Con excepción del principio religioso recomendado por Kṛṣṇa - sarva-dharmān parityajya mām ekaṁ śaraṇaṁ vraja - , todo lo demás debe abandonarse, y debe ser considerado irreligión.