SB 7.11.14

viprasyādhyayanādīni
ṣaḍ-anyasyāpratigrahaḥ
rājño vṛttiḥ prajā-goptur
aviprād vā karādibhiḥ
Palabra por palabra: 
viprasya — de los brāhmaṇas; adhyayana-ādīni — leer los Vedas, etc; ṣaṭ — seis (estudiar los Vedas, enseñar los Vedas, adorar a la Deidad, enseñar a otros a adorar, aceptar caridad y dar caridad); anyasya — de los que no son brāhmaṇas (los kṣatriyas); apratigrahaḥ — sin aceptar caridad de otros (los kṣatriyas pueden poner en práctica los otros cinco deberes prescritos para los brāhmaṇas); rājñaḥ — del kṣatriya; vṛttiḥ — el medio de subsistencia; prajā-goptuḥ — que mantiene a los súbditos; aviprāt — de los que no son brāhmaṇas; — o; kara-ādibhiḥ — por recaudar impuestos sobre la renta, derechos de aduana, multas y sanciones, etc.
Traducción: 
El brāhmaṇa tiene seis deberes prescritos. Cinco de ellos puede realizarlos también el kṣatriya, quien, sin embargo, no debe recibir caridad. Al rey o kṣatriya no se le permite cobrar impuestos a los brāhmaṇas, pero puede ganarse el sustento percibiendo impuestos mínimos, derechos de aduana y multas del resto de sus súbditos.
Significado: 

Viśvanātha Cakravartī Ṭhākura explica la posición de los brāhmaṇas y los kṣatriyas. Los brāhmaṇas tienen seis deberes prescritos, tres de los cuales son obligatorios: estudiar los Vedas, adorar a la Deidad y dar caridad. Para cubrir sus necesidades, los brāhmaṇas enseñan, animan a los demás a adorar a la Deidad y aceptan donaciones. Esto se confirma también en la Manu-saṁhitā:

ṣaṇṇāṁ tu karmaṇām asya
trīṇi karmāṇi jīvikā
yajanādhyāpane caiva
viśuddhāc ca pratigrahaḥ

De los seis deberes prescritos de los brāhmaṇas, tres son obligatorios: adorar a la Deidad, estudiar los Vedas y dar caridad. A cambio, el brāhmaṇa debe recibir caridad, y ése debe ser su medio de subsistencia. El brāhmaṇa nunca debe ganarse el sustento asumiendo los deberes prescritos de una profesión. En los śāstras se subraya especialmente que la persona que se considere brāhmaṇa no puede ocuparse en servir a otros; de lo contrario, cae de su posición e inmediatamente pasa a ser un śūdra. Śrīla Rūpa Gosvāmī y Sanātana Gosvāmī pertenecían a una familia muy respetable, pero, por haberse ocupado en el servicio del Nawab Hussein Shah - y no como simples funcionarios, sino como ministros - , fueron expulsados de la sociedad brahmínica. De hecho, prácticamente se hicieron musulmanes, y llegaron incluso a cambiar de nombre. Sólo el brāhmaṇa que es muy puro puede aceptar caridad. La caridad sólo debe ofrecerse a aquellos que son puros. A quien es śūdra por sus actividades, se le prohibe estrictamente aceptar caridad, incluso si ha nacido en familia de brāhmaṇas. Ni siquiera a los kṣatriyas, que están casi tan cualificados como los brāhmaṇas, se les permite aceptar caridad. Esto se prohibe estrictamente en este verso con la palabra apratigraha. Si ni siquiera los kṣatriyas pueden aceptar caridad, ¿qué puede decirse de las órdenes sociales inferiores? Los reyes y gobiernos pueden recaudar impuestos entre sus súbditos por diversos medios - derechos fiscales y aduaneros, cobro de multas, etc. - , siempre y cuando esos reyes puedan brindar plena protección a sus súbditos, garantizándoles la seguridad de sus vidas y propiedades. El rey sólo puede recaudar impuestos si es capaz de brindar esa protección. No obstante, el rey no debe recaudar ningún tipo de impuestos entre los brāhmaṇas y vaiṣṇavas plenamente consagrados al cultivo de conciencia de Kṛṣṇa.