SB 6.1.26

bhuñjānaḥ prapiban khādan
bālakaṁ sneha-yantritaḥ
bhojayan pāyayan mūḍho
na vedāgatam antakam
Palabra por palabra: 
bhuñjānaḥ — mientras comía; prapiban — mientras bebía; khādan — mientras masticaba; bālakam — al niño; sneha-yantritaḥ — apegado con cariño; bhojayan — alimentar; pāyayan — dar algo de beber; mūḍhaḥ — el hombre necio; na — no; veda — entendía; āgatam — había llegado; antakam — la muerte.
Traducción: 
Mientras masticaba y comía su alimento, Ajāmila llamaba al niño para que comiera con él, y cuando bebía, lo llamaba para que también él bebiese. Siempre dedicado a cuidar del niño y a pronunciar su nombre, Nārāyaṇa, Ajāmila no se daba cuenta de que su tiempo se agotaba y la muerte se le echaba encima.
Significado: 

La Suprema Personalidad de Dios es bondadoso con el alma condicionada. Aquel hombre había olvidado por completo a Nārāyaṇa, pero, al llamar a su hijo, decía: «Nārāyaṇa, por favor, ven a comer esto», «Nārāyaṇa, por favor, ven a tomar la leche». Por esa razón, de una forma u otra se había apegado al nombre de Nārāyaṇa. Esto recibe el nombre de ajñāta-sukṛti. Aunque llamaba a su hijo, sin darse cuenta estaba pronunciando el nombre de Nārāyaṇa; el santo nombre de la Suprema Personalidad de Dios tiene tanta potencia trascendental, que su canto estaba siendo registrado y tenido en cuenta.