New version available here: vedabase.io

SB 5.5.25

matto 'py anantāt parataḥ parasmāt
svargāpavargādhipater na kiñcit
yeṣāṁ kim u syād itareṇa teṣām
akiñcanānāṁ mayi bhakti-bhājām
Palabra por palabra: 
mattaḥ — de Mí; api — incluso; anantāt — de fuerza y opulencia ilimitadas; parataḥ parasmāt — superior al más elevado; svarga-apavarga-adhipateḥ — capaz de otorgar la felicidad que se obtiene por vivir en el reino celestial, por lograr la liberación o por el disfrute de las comodidades materiales seguido de la liberación; na — no; kiñcit — nada; yeṣām — de quien; kim — qué necesidad; u — ¡oh!; syāt — puede haber; itareṇa — con cualquier otra; teṣām — de ellas; akiñcanānām — sin necesidades, o sin posesiones; mayi — a Mí; bhakti-bhājām — ejecutar servicio devocional.
Traducción: 
Yo gozo de plena opulencia; soy todopoderoso, y soy superior al Señor Brahmā y a Indra, el rey de los planetas celestiales. Soy además quien concede la felicidad que puede obtenerse en el reino celestial o mediante la liberación. Aun así, los brāhmaṇas no Me piden bienestar material. Ellos son muy puros y no desean poseer nada. Simplemente se ocupan en Mi servicio devocional. ¿Qué necesidad tienen de pedir bienes materiales a nadie?
Significado: 

Aquí se expone la característica del brāhmaṇa perfecto: akiñcanānāṁ mayi bhakti-bhājām. Los brāhmaṇas están siempre ocupados en el servicio devocional del Señor; por consiguiente, no tienen necesidades materiales, ni poseen cosas materiales. En el Caitanya-caritāmṛta (Madhya 11.8), Caitanya Mahāprabhu explica la posición de los vaiṣṇavas puros que están ansiosos por regresar al hogar, de vuelta a Dios. niṣkiñcanasya bhagavad-bhajanonmukhasya. Los que verdaderamente desean ir de regreso a Dios son niṣkiñcana, es decir, no tienen ningún deseo de bienestar material. Śrī Caitanya Mahāprabhu aconseja: sandarśanaṁ viṣayiṇām atha yoṣitāṁ ca hā hanta hanta viṣa-bhakṣaṇato 'py asādhu: La opulencia material y la complacencia de los sentidos que se obtiene por medio de la relación con mujeres son más peligrosas que el veneno. Los brāhmaṇas que son vaiṣṇavas puros están siempre ocupados en el servicio del Señor, y no tienen ningún deseo de ganancia material. Los brāhmaṇas no adoran a semidioses como el Señor Brahmā, Indra o el Señor Śiva, en busca de comodidades materiales. Ni siquiera al Señor Supremo Le piden beneficios materiales; por lo tanto, la conclusión es que los brāhmaṇas son las entidades vivientes supremas en este mundo. Esto lo confirma también Śrī Kapiladeva en el Śrīmad-Bhāgavatam (3.29.33):

tasmān mayy arpitāśeṣa-
kriyārthātmā nirantaraḥ
mayy arpitātmanaḥ puṁso
mayi sannyasta-karmaṇaḥ
na paśyāmi paraṁ bhūtam
akartuḥ sama-darśanāt

Los brāhmaṇas están siempre consagrados al servicio del Señor con el cuerpo, la mente y las palabras. No hay persona mejor que el brāhmaṇa que se ocupa de ese modo, consagrándose al Señor Supremo.