SB 5.25.6

sa eva bhagavān ananto 'nanta-guṇārṇava ādi-deva upasaṁhṛtāmarṣa-roṣa-vego lokānāṁ svastaya āste.
Palabra por palabra: 
saḥ — ese; eva — ciertamente; bhagavān — la Suprema Personalidad de Dios; anantaḥ — Anantadeva; ananta-guṇa-arṇavaḥ — el receptáculo de ilimitadas cualidades trascendentales; ādi-devaḥ — el Señor original, o no diferente de la Suprema Personalidad de Dios original; upasaṁhṛta — que ha contenido; amarṣa — de Su intolerancia; roṣa — e ira; vegaḥ — la fuerza; lokānām — de todos los habitantes de todos los planetas; svastaye — para el bien; āste — permanece.
Traducción: 
El Señor Saṅkarṣaṇa es el océano de ilimitadas cualidades espirituales; por ello se Le conoce con el nombre de Anantadeva. Él no es diferente de la Suprema Personalidad de Dios. Reside en Su morada, conteniendo Su ira y Su intolerancia para bien de todas las entidades vivientes que pueblan el mundo material.
Significado: 

La principal misión de Anantadeva es disolver la creación material; sin embargo, Él contiene Su ira y Su intolerancia. El mundo material ha sido creado para dar a las almas condicionadas otra oportunidad de ir de regreso al hogar, de vuelta a Dios, pero la mayor parte no aprovechan la oportunidad. Tras la creación, vuelven a poner en práctica su vieja propensión a enseñorearse del mundo material. Esas actividades de las almas condicionadas enfurecen a Anantadeva, que desea destruir todo el mundo material. Sin embargo, Él, debido a que es la Suprema Personalidad de Dios, es bondadoso con nosotros y contiene Su ira y Su intolerancia. Sólo en determinados momentos da rienda suelta a Su ira y destruye el mundo material.