New version available here: vedabase.io

SB 5.16.10

tathaivelāvṛtam apareṇa pūrveṇa ca mālyavad-gandhamādanāv ānīla-niṣadhāyatau dvi-sahasraṁ paprathatuḥ ketumāla-bhadrāśvayoḥ sīmānaṁ vidadhāte.
Palabra por palabra: 
tathā eva — exactamente de la misma forma; ilāvṛtam apareṇa — en el lado occidental de Ilāvṛta-varṣa; pūrveṇa ca — y en el lado oriental; mālyavad- gandha-mādanau — las montañas de Mālyavān en el oeste y Gandhamādana en el este, que marcan límites; ā-nīla-niṣada-āyatau — hacia el Norte hasta el monte Nīla, y hacia el Sur hasta el monte Niṣadha; dvi-sahasram — dos mil yojanas; paprathatuḥ — se extienden; ketumāla-bhadrāśvayoḥ — de los dos varṣas denominados Ketumāla y Bhadraśva; sīmānam — los límites; vidadhāte — establecen.
Traducción: 
Del mismo modo, al oeste y al este de Ilāvṛta-varṣa hay dos grandes montañas que reciben los nombres de Mālyavān y Gandhamādana, respectivamente. Esas dos montañas, de 2.000 yojanas [26.000 kilómetros] de alto, se extienden por el norte hasta el monte Nīla, y hasta el monte Niṣadha por el sur. Marcan los límites de Ilāvṛta-varṣa, así como los varṣas denominados Ketumāla y Bhadrāśva.
Significado: 

Hay muchísimas montañas, incluso en este planeta Tierra. No creemos que se hayan calculado realmente las dimensiones de todas ellas. Mientras volábamos de México a Caracas sobre regiones montañosas, vimos tantas montañas que dudamos de que se haya medido debidamente su altura, su longitud y su anchura. Por lo tanto, como indica Śukadeva Gosvāmī en el Śrīmad- Bhāgavatam, no debemos tratar de comprender las grandes regiones montañosas de escala universal mediante nuestros simples cálculos. Śukadeva Gosvāmī ha afirmado ya que esos cálculos le resultarían muy difíciles incluso a una persona con una vida tan larga como la de Brahmā. Debemos darnos por satisfechos con las afirmaciones de autoridades como Śukadeva Gosvāmī, y apreciar el modo en que la energía externa de la Suprema Personalidad de Dios ha hecho posible la totalidad de la manifestación cósmica. Las dimensiones que se han dado en estos versos, como 10.000 y 100.000 yojanas, deben considerarse correctas, pues proceden de Śukadeva Gosvāmī. Con nuestro conocimiento experimental no podemos certificar ni desmentir las afirmaciones del Śrīmad-Bhāgavatam. Simplemente debemos escuchar esas afirmaciones de labios de las autoridades. Si podemos apreciar la inmensidad de la energía de la Suprema Personalidad de Dios, eso nos beneficiará.