SB 5.13.22

na hy adbhutaṁ tvac-caraṇābja-reṇubhir
hatāṁhaso bhaktir adhokṣaje 'malā
mauhūrtikād yasya samāgamāc ca me
dustarka-mūlo 'pahato 'vivekaḥ
Palabra por palabra: 
na — no; hi — ciertamente; adbhutam — maravilloso; tvat-caraṇa-abja-reṇubhiḥ — por el polvo de tus pies de loto; hata-aṁhasaḥ — que estoy completamente libre de las reacciones de la vida pecaminosa; bhaktiḥ — amor y devoción; adhokṣaje — a la Suprema Personalidad de Dios, que está fuera del alcance del conocimiento experimental; amalā — completamente libre de toda contaminación material; mauhūrtikāt — momentánea; yasya — de quien; samāgamāt — por la visita y la compañía; ca — también; me — mis; dustarka — argumentos falsos; mūlaḥ — la raíz; apahataḥ — completamente destruida; avivekaḥ — sin discriminar.
Traducción: 
No es en absoluto maravilloso que, por el simple hecho de ser cubierto por el polvo de tus pies de loto, inmediatamente haya alcanzado el plano del servicio devocional puro de Adhokṣaja, al que no pueden acceder ni siquiera grandes semidioses como Brahmā. Un simple momento de relación contigo ha bastado para que me libere de toda la argumentación, del prestigio falso y de la falta de discriminación, que son las raíces del enredo en el mundo material. Ahora estoy libre de todos esos problemas.
Significado: 

Ciertamente, la relación con devotos puros nos libera de las garras de la materia. Eso es lo que efectivamente ocurrió en el caso del rey Rahūgaṇa y Jaḍa Bharata. El rey Rahūgaṇa se liberó inmediatamente de todos los recelos derivados del contacto con la materia. Los argumentos que los devotos puros presentan a sus discípulos son tan convincentes que incluso el discípulo más torpe se ilumina de inmediato con conocimiento espiritual.