SB 5.10.10

sthaulyaṁ kārśyaṁ vyādhaya ādhayaś ca
kṣut tṛḍ bhayaṁ kalir icchā jarā ca
nidrā ratir manyur ahaṁ madaḥ śuco
dehena jātasya hi me na santi
Palabra por palabra: 
sthaulyam — ser muy fuerte y robusto; kārśyam — ser delgado y débil; vyādhayaḥ — los sufrimientos del cuerpo, como las enfermedades; ādhayaḥ — los sufrimientos de la mente; ca — y; kṣut tṛṭ bhayam — hambre, sed y miedo; kaliḥ — disputas entre dos personas; icchā — deseos; jarā — vejez; ca — y; nidrā — sueño; ratiḥ — apego a la complacencia de los sentidos; manyuḥ — ira; aham — identificación falsa (con un concepto corporal de la vida); madaḥ — ilusión; śucaḥ — lamentación; dehena — con este cuerpo; jātasya — del que ha nacido; hi — ciertamente; me — de mí; na — no; santi — existe.
Traducción: 
La gordura, la delgadez, los sufrimientos del cuerpo y de la mente, la sed, el hambre, el miedo, las disputas, los deseos de felicidad material, la vejez, el sueño, el apego a las posesiones materiales, la ira, la lamentación, la ilusión y la identificación del cuerpo con el ser no son más que transformaciones de la cubierta material del alma espiritual. Todas esas cosas afectan a la persona que está absorta en el concepto material del cuerpo, pero yo estoy libre de todos los conceptos corporales, y, por consiguiente, no soy ni gordo ni delgado ni ninguna de las demás cosas que has mencionado.
Significado: 

En una canción, Śrīla Narottama dāsa Ṭhākura dice: deha- smṛti nāhi yāra, saṁsāra-bandhana kāhāṅ tāra. La persona espiritualmente avanzada no tiene ningún vínculo con el cuerpo, ni con las acciones y reacciones del cuerpo. Aquel que llega a comprender que no es el cuerpo, y que, por lo tanto, no es ni gordo ni flaco, alcanza la forma más elevada de iluminación espiritual. Mientras no alcancemos el plano de la iluminación espiritual, el concepto corporal nos mantendrá enredados en el mundo material. En la actualidad, toda la sociedad humana está trabajando bajo la influencia de ese concepto corporal; por lo tanto, en los śāstras, cuando se habla de la gente de esta era, se les da el nombre de dvipada-paśu, animales de dos piernas. En una civilización dirigida por esa clase de animales, nadie puede ser feliz. Nuestro movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa está tratando de elevar a la caída sociedad humana hasta el plano de la comprensión espiritual. No todo el mundo puede llegar enseguida a un nivel de iluminación espiritual como el de Jaḍa Bharata. Sin embargo, como se afirma en el Śrīmad- Bhāgavatam (1.2.18): naṣṭa-prāyeṣu abhadreṣu nityaṁ bhāgavata-sevayā. Con la difusión de los principios bhāgavata, podemos elevar a la sociedad humana hasta el plano de la perfección. La persona que está libre de los conceptos corporales puede avanzar hacia el servicio devocional del Señor.

naṣṭa-prāyeṣv abhadreṣu
nityaṁ bhāgavata-sevayā
bhagavaty uttamaśloke
bhaktir bhavati naiṣṭikī

Cuanto más nos liberamos del concepto corporal, más firmemente nos establecemos en el servicio devocional, y más felices y pacíficos somos. Con respecto a esto, Śrīla Madhvācārya dice que aquellos que están demasiado apegados a la materia continúan bajo la influencia del concepto corporal. Esas personas se preocupan de las diversas características corporales, mientras que los que están liberados del concepto corporal viven sin el cuerpo incluso mientras se encuentran en el mundo.