SB 4.8.9

ekadā suruceḥ putram
aṅkam āropya lālayan
uttamaṁ nārurukṣantaṁ
dhruvaṁ rājābhyanandata
Palabra por palabra: 
ekadā — una vez; suruceḥ — de la reina Suruci; putram — el hijo; aṅkam — en el regazo; āropya — sentando; lālayan — mientras acariciaba; uttamam — a Uttama; na — no; ārurukṣantam — tratando de subirse; dhruvam — Dhruva; rājā — el rey; abhyanandata — acogió.
Traducción: 
Un día, el rey Uttānapāda acariciaba a Uttama, el hijo de Suruci, que estaba sentado en su regazo. Dhruva Mahārāja también trataba de subirse al regazo del rey, pero éste no le acogió con demasiado agrado.