SB 4.8.59-60

evaṁ kāyena manasā
vacasā ca mano-gatam
paricyamāṇo bhagavān
bhaktimat-paricaryayā
puṁsām amāyināṁ samyag
bhajatāṁ bhāva-vardhanaḥ
śreyo diśaty abhimataṁ
yad dharmādiṣu dehinām
Palabra por palabra: 
evam — de este modo; kāyena — con el cuerpo; manasā — con la mente; vacasā — con las palabras; ca — también; manaḥ-gatam — con simplemente pensar en el Señor; paricaryamāṇaḥ — ocupado en el servicio devocional; bhagavān — la Suprema Personalidad de Dios; bhakti-mat — según los principios regulativos del servicio devocional; paricaryayā — por adorar al Señor; puṁsām — del devoto; amāyinām — que es sincero y serio; samyak — perfectamente; bhajatām — ocupado en servicio devocional; bhāva-vardhanaḥ — el Señor, que aumenta el éxtasis del devoto; śreyaḥ — objetivo final; diśati — concede; abhimatam — deseo; yat — tal como son; dharma-ādiṣu — con respecto a la vida espiritual y al crecimiento económico; dehinām — de las almas condicionadas.
Traducción: 
Todo el que siga este proceso, ocupándose en el servicio devocional del Señor con la mente, el cuerpo y las palabras, demostrando seriedad y sinceridad, y estando fijo en las actividades de los métodos devocionales prescritos, recibirá la bendición del Señor conforme a sus deseos. El devoto que desee religiosidad material, crecimiento económico, complacencia de los sentidos y liberación del mundo material, obtendrá esos resultados.
Significado: 

El servicio devocional es tan poderoso que cuando alguien ofrece servicio devocional, puede recibir todo lo que desee como bendición de la Suprema Personalidad de Dios. Las almas condicionadas están muy apegadas al mundo material; por esa razón, cuando celebran ritos religiosos, desean los beneficios materiales conocidos como dharma y artha.