SB 4.29.89

adṛṣṭaṁ dṛṣṭavan naṅkṣed
bhūtaṁ svapnavad anyathā
bhūtaṁ bhavad bhaviṣyac ca
suptaṁ sarva-raho-rahaḥ
Palabra por palabra: 
adṛṣṭam — felicidad futura; dṛṣṭa-vat — como experiencia directa; naṅkṣet — se desvanece; bhūtam — la existencia material; svapnavat — como un sueño; anyathā — de otra manera; bhūtam — lo ocurrido en el pasado; bhavat — presente; bhaviṣyat — futuro; ca — también; suptam — un sueño; sarva — de todo; rahaḥ-rahaḥ — la conclusión secreta.
Traducción: 
Todo lo que ocurre en el ámbito del tiempo, que consiste en asado, presente y futuro, no es más que un sueño. Ésa es la onclusión secreta que contienen todas las Escrituras védicas.
Significado: 

En realidad, toda la existencia matrial no es más que un sueño. De modo que no se puede hablar de presente, pasado y futuro. Las personas adictas a karma-kāṇḍa-vicāra, que significa «trabajar buscando la felicidad futura mediante actividades fruitivas», también están soñando. Análogamente, la felicidad pasada y la presente, no son más que sueños. La verdadera realidad es Kṛṣṇa y el servicio a Kṛṣṇa, que nos pueden salvar de las garras de māyā, pues el Señor dice en la Bhagavad-gītā (7.14): mām eva ye prapadyante māyām etāṁ taranti te: «Aquellos que se entregan a Mí pueden sobrepasar Mi energía ilusoria».

Así terminan los significados de Bhaktivedanta del Capítulo Vigésimo Noveno del Canto Cuarto del , titulado «Conversaciones entre Nārada y el rey Prācīnabarhi».