New version available here: vedabase.io

SB 4.24.4

pāvakaḥ pavamānaś ca
śucir ity agnayaḥ purā
vasiṣṭha-śāpād utpannāḥ
punar yoga-gatiṁ gatāḥ
Palabra por palabra: 
pāvakaḥ — de nombre Pāvaka; pavamānaḥ — de nombre Pavamāna; ca — también; śuciḥ — de nombre Śuci; iti — de este modo; agnayaḥ — los dioses del fuego; purā — en el pasado; vasiṣṭha — el gran sabio Vasiṣṭha; śāpāt — por ser maldecidos; utpannāḥ — ahora nacidos de esa forma; punaḥ — de nuevo; yoga-gatim — el destino de la práctica del yoga místico; gatāḥ — lograron.
Traducción: 
Los tres hijos de Mahārāja Antardhāna se llamaron Pāvaka, Pavamāna y Śuci. En el pasado, esas tres personalidades fueron los semidioses del fuego, pero debido a la maldición del gran sabio Vasiṣṭha, nacieron como hijos de Mahārāja Antardhāna. Por esa razón, eran tan poderosos como los dioses del fuego; logrando el objetivo del yoga del poder místico, obtuvieron de nuevo la posición de semidioses del fuego.
Significado: 

En la Bhagavad-gītā (6.41-43), se afirma que el que fracasa en la práctica del yoga se eleva a los planetas celestiales, y después de disfrutar de las ventajas materiales allí existentes, desciende de nuevo al planeta terrenal y nace en una familia muy rica o en una familia de brāhmaṇas muy piadosa. Así pues, debemos entender que los semidioses, cuando caen, descienden a la Tierra y nacen en familias muy ricas y piadosas. En esas familias, la entidad viviente tiene oportunidad de ocuparse en el proceso de conciencia de Kṛṣṇa, y, gracias a ello, elevarse hasta alcanzar el objetivo deseado. Los hijos de Mahārāja Antardhāna, que habían sido los semidioses encargados del fuego, recuperaron la posición que habían perdido, y mediante el poder místico regresaron a sus respectivos planetas.