SB 4.24.10

yasyedaṁ deva-yajanam
anuyajñaṁ vitanvataḥ
prācīnāgraiḥ kuśair āsīd
āstṛtaṁ vasudhā-talam
Palabra por palabra: 
yasya — cuyos; idam — éste; deva-yajanam — satisfacer a los semidioses mediante sacrificios; anuyajñam — hacer sacrificios continuamente; vitanvataḥ — ejecutar; prācīna-agraiḥ — mantener la hierba kuśa orientada hacia el Este; kuśaiḥ — la hierba kuśa; āsīt — permaneció; āstṛtam — diseminada; vasudhā-talam — por toda la superficie del globo.
Traducción: 
Mahārāja Barhiṣat celebró muchos sacrificios por todo el mundo. En cada ocasión diseminó hierba kuśa y mantuvo el extremo de las hierbas apuntando hacia el Este.
Significado: 

Como se dice en el verso anterior (kriyā-kāṇḍeṣu niṣṇātaḥ), Mahārāja Barhiṣat estaba profundamente inmerso en las actividades fruitivas de sacrificio. Esto quiere decir que, tan pronto como terminaba un yajña en un lugar, comenzaba otro en las proximidades. De la misma manera, en la actualidad es necesario que se ejecute saṅkīrtana-yajña por todo el mundo. El movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa ha dado comienzo a la celebración de saṅkīrtana-yaj ña en varias partes del mundo, y se ha comprobado que siempre que se ejecuta saṅkīrtana-yajña, muchos miles de personas se reúnen y participan en él. La imperceptible corriente auspiciosa que se genera debe continuar en todo el mundo. Los miembros del movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa deben celebrar un saṅkīrtana-yajña tras otro, de modo que toda la población del mundo, en serio o en broma, cante Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare, a fin de que se beneficien y purifiquen su corazón. El santo nombre del Señor (harer nāma) es tan poderoso que, cuando se articula su sonido trascendental, los efectos se reparten por igual, sin importar si se ha cantado en broma o en serio. En la actualidad no es posible celebrar continuamente yajñas como los realizados por Mahārāja Barhiṣat, pero sí entra dentro de nuestras posibilidades la ejecución de saṅkīrtana-yajña, que no significa ningún gasto. Podemos sentarnos en cualquier sitio y cantar Hare Kṛṣṇa, Hare Kṛṣṇa, Kṛṣṇa Kṛṣṇa, Hare Hare/ Hare Rāma, Hare Rāma, Rāma Rāma, Hare Hare. Si el canto del mantra Hare Kṛṣṇa inunda la superficie del globo, la gente será muy feliz, extraordinariamente feliz.