New version available here: vedabase.io

SB 4.23.32

brāhmaṇo brahma-varcasvī
rājanyo jagatī-patiḥ
vaiśyaḥ paṭhan viṭ-patiḥ syāc
chūdraḥ sattamatām iyāt
Palabra por palabra: 
brāhmaṇaḥ — los brāhmaṇas; brahma-varcasvī — el que ha alcanzado el poder del éxito espiritual; rājanyaḥ — la orden real; jagatī-patiḥ — el rey del mundo; vaiśyaḥ — la clase mercantil; paṭhan — por leer; viṭ-patiḥ — llega a ser amo de animales; syāt — llega a ser; śūdraḥ — la clase obrera; sattama-tām — la posición de un gran devoto; iyāt — alcanza.
Traducción: 
Si el que escucha acerca de las características de Pṛthu Mahārāja es un brāhmaṇa, obtiene la perfección de los poderes brahmínicos; si es kṣatriya, se convierte en rey del mundo; si es vaiśya, llega a ser el señor de otros vaiśyas y de muchos animales; y si es śūdra, llega a ser el devoto más elevado.
Significado: 

En el Śrīmad-Bhāgavatam se nos recomienda que, sea cual sea nuestra situación, seamos devotos. Tanto si no tenemos deseos (akāma), como si los tenemos (sakāma), o si deseamos la liberación (mokṣa-kāma), se nos aconseja adorar al Señor Supremo y ofrecerle servicio devocional. Si actuamos de esa manera, alcanzaremos la perfección en cualquier campo en que nos desenvolvamos. El servicio devocional, y especialmente el proceso de escuchar y cantar, es tan poderoso que puede elevarnos a la etapa de perfección. En este verso se menciona a los brāhmaṇas, kṣatriyas, vaiśyas y śūdras, pero debe entenderse que se refiere a brāhmaṇas, kṣatriyas, vaiśyas y śūdras nacidos respectivamente en familias de brāhmaṇas, de kṣatriyas, de vaiśyas y de śūdras. Pero sea cual sea su linaje, todo el mundo puede alcanzar la perfección por el simple hecho de escuchar y cantar.

Nacer en una familia de brāhmaṇas no lo es todo; hay que contar con poder brahmínico, que recibe el nombre de brahma-tejas. De la misma manera, tampoco es suficiente con nacer en una familia real; se necesita poder para gobernar el mundo. Y nacer como vaiśya no lo es todo; hay que poseer miles de animales (vacas, concretamente) y gobernar sobre los demás vaiśyas como hizo Nanda Mahārāja en Vṛndāvana. Nanda Mahārāja era un vaiśya que poseía novecientas mil vacas y gobernaba a muchos vaqueros y vaqueritos. Con tan sólo adoptar el servicio devocional y prestar oído a los pasatiempos del Señor y de Sus devotos, una persona nacida en familia śūdra puede llegar a ser más grande que un brāhmaṇa.