New version available here: vedabase.io

SB 4.20.29

bhajanty atha tvām ata eva sādhavo
vyudasta-māyā-guṇa-vibhramodayam
bhavat-padānusmaraṇād ṛte satāṁ
nimittam anyad bhagavan na vidmahe
Palabra por palabra: 
bhajanti — adoran; atha — por lo tanto; tvām — a Ti; ataḥ eva — por lo tanto; sādhavaḥ — todas las personas santas; vyudasta — que apartan; māyā-guṇa — las modalidades de la naturaleza material; vibhrama - conceptos erróneos udayam - producidos; bhavat — Tus; pada — pies de loto; anusmaraṇāt — recordar constantemente; ṛte — excepto; satām — de grandes personas santas; nimittam — razón; anyat — otra; bhagavan — ¡oh, Suprema Personalidad de Dios!; na — no; vidmahe — puedo entender.
Traducción: 
Grandes personas santas que están siempre liberadas emprenden Tu servicio devocional, pues es la única manera de liberarse de las ilusiones de la existencia material. ¡Oh, mi Señor!, sólo hay un motivo que lleva a las almas liberadas a refugiarse en Tus pies de loto, y es que esas almas están pensando en Tus pies constantemente.
Significado: 

Los karmīs, por lo general, están ocupados en actividades fruitivas para el logro de comodidades materiales. Los jñānīs sin embargo, están hastiados de esa búsqueda de comodidades materiales, pues entienden que, como almas espirituales, no tienen nada que ver con el mundo material. Tras alcanzar la autorrealización, los jñānīs verdaderamente maduros en conocimiento deben entregarse a los pies de loto del Señor, como se explica en la Bhagavad-gītā (bahūnāṁ janmanām ante). La autorrealización no es completa mientras no se alcanza el plano devocional. Por esta razón, en el Śrīmad-Bhāgavatam se afirma que los que están satisfechos en el ser, los ātmārāmas, están libres de toda contaminación de las modalidades materiales de la naturaleza. Bajo la influencia de las modalidades de la naturaleza material, en especial bajo la influencia de rajas y tamas, la persona es muy codiciosa y lujuriosa, y por consiguiente, se mantiene arduamente ocupada trabajando día y noche. Ese egoísmo falso la lleva perpetuamente de especie en especie sin encontrar descanso en ninguna de ellas. El jñānī, que entiende este hecho, se abstiene de la acción y adopta karma-sannyāsa.

Sin embargo, ése no es todavía el plano de la satisfacción. Tras alcanzar la autorrealización, el jñānī, llevado por su saber material, se refugia en los pies de loto del Señor. A partir de entonces, sólo está satisfecho con la contemplación constante de los pies de loto del Señor. Así pues, la conclusión de Pṛthu Mahārāja es que las personas liberadas que emprenden el sendero devocional han alcanzado el objetivo supremo de la vida. Si la liberación fuese un fin en sí misma, no tendría sentido que las personas liberadas emprendiesen el servicio devocional. En otras palabras, ante la bienaventuranza que se deriva del servicio devocional a los pies de loto del Señor, la bienaventuranza trascendental derivada de la autorrealización, conocida con el nombre de ātmānanda, es muy insignificante. Por consiguiente, Pṛthu Mahārāja llegó a la conclusión de que simplemente iba a dedicarse a escuchar constantemente las glorias del Señor, para de esa forma ocupar su mente en los pies de loto del Señor. Ésa es la pefección más elevada de la vida.