SB 4.2.22

gṛheṣu kūṭa-dharmeṣu
sakto grāmya-sukhecchayā
karma-tantraṁ vitanute
veda-vāda-vipanna-dhīḥ
Palabra por palabra: 
gṛheṣu — en la vida familiar; kūṭa-dharmeṣu — religiosidad fingida; saktaḥ — siendo atraído; grāmya-sukha-icchayā — por el deseo de felicidad material; karma- tantram — actividades fruitivas; vitanute — realiza; veda-vāda — por las explicaciones de los Vedas; vipanna-dhīḥ — perdiéndose la inteligencia.
Traducción: 
Una vida familiar que pasa por ser religiosa pero en la que predomina la atracción por la felicidad material, y por consiguiente, la atracción por las explicaciones superficiales de los Vedas, despoja de su inteligencia al jefe de familia y hace que se apegue a las actividades fruitivas como si fuesen la única realidad.
Significado: 

Las personas que se identifican con la existencia corporal, están apegadas a las actividades fruitivas que se explican en las Escrituras védicas. Por ejemplo, en los Vedas se dice que aquel que observe el voto de cāturmāsya obtendrá felicidad eterna en el reino celestial. En la Bhagavad-gītā se dice que ese florido lenguaje de los Vedas atrae principalmente a las personas que se identifican con el cuerpo. Para ellas, una felicidad como la de los planetas celestiales lo es todo; ignoran que más allá se encuentra el reino espiritual, el reino de Dios, y no saben que es posible acceder a él. Están, pues, desprovistos de conocimiento trascendental. Esas personas son muy cuidadosas en observar las reglas y regulaciones de la vida familiar, con la intención de elevarse a la Luna o a otros planetas celestiales en su próxima vida. Aquí se explica que esas personas están apegadas a grāmya-sukha, que significa «felicidad material», y no saben que existe la vida espiritual eterna y bienaventurada.