SB 4.16.8

deve 'varṣaty asau devo
naradeva-vapur hariḥ
kṛcchra-prāṇāḥ prajā hy eṣa
rakṣiṣyaty añjasendravat
Palabra por palabra: 
deve — cuando el semidiós (Indra); avarṣati — no provea de lluvia; asau — ese; devaḥ — Mahārāja Pṛthu; nara-deva — del rey; vapuḥ — con el cuerpo; hariḥ — la Suprema Personalidad de Dios; kṛcchra-prāṇāḥ — entidades vivientes que sufren; prajāḥ — los ciudadanos; hi — ciertamente; eṣaḥ — este; rakṣiṣyati — protegerá; añjasā — sin dificultad; indra-vat — como el rey Indra.
Traducción: 
Cuando no llueva y la falta de agua ponga en gran peligro las vidas de los ciudadanos, esa regia Personalidad de Dios sabrá traerles la lluvia, exactamente como Indra, el rey del cielo. De esa forma, no tendrá dificultad en proteger de la sequía a los ciudadanos.
Significado: 

Es muy acertada la comparación del rey Pṛthu con el Sol y con el semidiós Indra. Indra, el rey de los planetas celestiales, se encarga de que la Tierra y los demás sistemas planetarios dispongan del agua que necesitan. Se indica que, si Indra no cumplía satisfactoriamente con su obligación, el rey Pṛthu asumiría en persona la tarea de administrar la lluvia. Cuando los habitantes de la Tierra no le satisfacen con sacrificios, Indra, el rey del cielo, suele enfadarse con ellos. Sin embargo, el rey Pṛthu, como encarnación de la Suprema Personalidad de Dios, no dependía de la misericordia del rey del cielo. Aquí se predice que cuando hubiera escasez de lluvias, el rey Pṛthu se valdría de sus poderes divinos para paliar la situación. El Señor Kṛṣṇa hizo gala de esos mismos poderes en Vṛndāvana hace cinco mil años; allí, Kṛṣṇa levantó la colina Govardhana y la sostuvo como un gran paraguas sobre los habitantes de Vṛndāvana durante siete días, mientras Indra descargaba sobre ellos un aguacero interminable. Por esa razón, el Señor Kṛṣṇa recibe también el nombre de Govardhana-dhārī.