SB 4.12.51

jñānam ajñāta-tattvāya
yo dadyāt sat-pathe 'mṛtam
kṛpālor dīna-nāthasya
devās tasyānugṛhṇate
Palabra por palabra: 
jñānam — conocimiento; ajñāta-tattvāya — a los que no son conscientes de la verdad; yaḥ — aquel que; dadyāt — imparte; sat-pathe — en el sendero de la verdad; amṛtam — inmortalidad; kṛpāloḥ — bondadoso; dīna-nāthasya — protector de los pobres; devāḥ — los semidioses; tasya — a él; anugṛhṇate — dan bendiciones.
Traducción: 
La narración de la vida de Dhruva Mahārāja constituye un conocimiento sublime para el logro de la inmortalidad. Puede encaminar hacia el sendero de la verdad a las personas que no son conscientes de la Verdad Absoluta. Aquellos que, por bondad trascendental, asumen la responsabilidad de actuar como maestros y protectores de las pobres entidades vivientes, se ganan de modo natural el interés y las bendiciones de los semidioses.
Significado: 

Jñānam ajñāta significa «conocimiento prácticamente desconocido en todo el mundo». Nadie sabe de hecho qué es la Verdad Absoluta. Los materialistas están muy orgullosos de sus progresos en educación, especulación filosófica y conocimiento científico, pero nadie sabe de hecho qué es la Verdad Absoluta. Por lo tanto, el gran sabio Maitreya aconseja a los devotos que prediquen el Śrīmad-Bhāgavatam por todo el mundo, a fin de iluminar a la gente en la Verdad Absoluta (tattva). Śrīla Vyāsadeva compuso esta gran obra de conocimiento científico debido a la total ignorancia de la gente con respecto a Verdad Absoluta. Al principio del Primer Canto del Śrīmad-Bhāgavatam se dice que Vyāsadeva, el sabio erudito, compuso este gran Bhāgavata Purāṇa con la única intención de acabar con la ignorancia de las masas. Como la gente no conoce la Verdad Absoluta, Vyāsadeva compuso especialmente este Śrīmad-Bhāgavatam siguiendo la instrucción de Nārada. Por lo general, cuando la gente tiene interés en comprender la verdad, practican la especulación y llegan, a lo sumo, al concepto impersonal del Brahman. Pero son muy pocos los que de hecho conocen a la Personalidad de Dios.

El objetivo específico del Śrīmad-Bhāgavatam consiste en iluminar a la gente en la Verdad Absoluta, la Suprema Personalidad de Dios. Aunque entre el Brahman impersonal, el Paramātmā localizado y la Persona Suprema no hay diferencias fundamentales, de hecho la inmortalidad no se puede alcanzar mientras no se llegue a la etapa de relacionarse con la Persona Suprema. ánicamente entonces es posible. El servicio devocional, que nos lleva a nuestra relación directa con el Señor Supremo, es la verdadera inmortalidad. Los devotos puros, por compasión hacia las almas caídas, son kṛpālu, muy bondadosos con la gente en general; ellos reparten este conocimiento del Bhāgavatam por todo el mundo. Un devoto de buen corazón recibe el calificativo de dīna-nātha, es decir, protector de las pobres masas de gente ignorante. Dīna-nātha o dīna-bandhu, «maestro o verdadero amigo de las pobres entidades vivientes», es también un nombre con el que se conoce al Señor Kṛṣṇa. Su devoto puro también asume esa misma posición de dīna- nātha. Los dīna-nāthas, o devotos del Señor Kṛṣṇa, que predican el sendero del servicio devocional, son los favoritos de los semidioses. Por lo general, el interés de la gente está en la adoración de semidioses para obtener beneficios materiales, en especial la adoración del Señor Śiva; sin embargo, el devoto puro, que se ocupa en predicar los principios del servicio devocional como se establecen en el Śrīmad- Bhāgavatam, no necesita adorar por separado a los semidioses; ellos, sin más, se sienten complacidos con él y le ofrecen todas las bendiciones posibles. De manera natural, cuando se riega un árbol por la raíz, sus hojas y sus ramas también reciben el riego. Lo mismo ocurre cuando se ofrece servicio devocional puro al Señor: las ramas, tallos y hojas del Señor - los semidioses - quedan complacidos con el devoto, y le ofrecen toda clase de bendiciones.