SB 4.1.15

atreḥ patny anasūyā trīñ
jajñe suyaśasaḥ sutān
dattaṁ durvāsasaṁ somam
ātmeśa-brahma-sambhavān
Palabra por palabra: 
atreḥ — de Atri Muni; patnī — esposa; anasūyā — llamada Anasūyā; trīn — tres; jajñe — dio a luz; su-yaśasaḥ — muy famosos; sutān — hijos; dattam — Dattātreya; durvāsasam — Durvāsā; somam — Soma (el dios de la Luna); ātma — la Superalma; īśa — el Señor Śiva; brahma — el Señor Brahmā; sambhavān — encarnaciones de.
Traducción: 
Anasūyā, la esposa de Atri Muni, tuvo tres hijos muy famosos - Soma, Dattātreya y Durvāsā - , que fueron representaciones parciales del Señor Viṣṇu, el Señor Śiva y el Señor Brahmā. Soma era una representación parcial del Señor Brahmā, Dattātreya una representación parcial del Señor Viṣṇu, y Durvāsā una representación parcial del Señor Śiva.
Significado: 

En este verso encontramos las palabras ātma-īśa-brahma- sambhavān. Ātma significa «la Superalma, Viṣṇu», īśa significa «el Señor Śiva», y brahma significa «el Señor Brahmā, el de cuatro cabezas». Los tres hijos de Anasūyā, es decir, Dattātreya, Durvāsā y Soma, nacieron como representaciones parciales de esos tres semidioses. Ātma no pertenece a la misma categoría que los semidioses y las entidades vivientes, porque es Viṣṇu; por consiguiente, se Le describe como vibhinnāṁśa-bhūtānām. La Superalma, Viṣṇu, es el padre que aporta la simiente de la cual nacen todas las entidades vivientes, incluyendo a Brahmā y al Señor Śiva. La palabra ātma puede entenderse también de la siguiente manera: El principio que es la Superalma en cada ātma, o, por así decirlo, el alma de todos, Se manifestó como Dattātreya, pues aquí se emplea también la palabra aṁśa, «parte integral».

En la Bhagavad-gītā se explica que también las almas individuales son partes de la Suprema Personalidad de Dios, la Superalma. Entonces, ¿por qué no considerar a Dattātreya como una de esas partes? En este verso se explica que el Señor Śiva y el Señor Brahmā también son partes; entonces, ¿por qué no considerarles a todos como almas individuales corrientes? La respuesta es que tanto las manifestaciones de Viṣṇu como las manifestaciones de las entidades vivientes corrientes son, ciertamente, partes integrales del Señor Supremo, y nadie es igual a Él, pero entre las partes integrales hay distintas categorías. En el Varāha Purāṇa se explica de forma muy clara que unas partes son svāṁśa, y otras vibhinnāṁśa. Las partes vibhinnāṁśa reciben el nombre de jīvas, y las partes svāṁśa pertenecen a la categoría Viṣṇu. Dentro de la categoría jīva de partes integrales vibhinnāṁśa, también hay gradaciones. Esto se explica en el Viṣṇu Purāṇa, donde se afirma claramente que las partes integrales individuales del Señor Supremo pueden quedar cubiertas por la energía externa, que recibe el nombre de ilusión o māyā. Esas partes integrales individuales, que pueden viajar a cualquier parte de la creación del Señor, se denominan sarva-gata, y están sufriendo los tormentos de la existencia material. Su grado de libertad de las cubiertas de ignorancia de la existencia material es proporcional a su nivel de trabajo y a la influencia de las modalidades de la naturaleza material. Las jīvas situadas bajo la modalidad de la bondad, por ejemplo, sufren menos que las que están bajo la modalidad de la ignorancia. Con todo, todas las entidades vivientes tienen el derecho innato a una conciencia de Kṛṣṇa pura, pues todas ellas son partes integrales del Señor Supremo. En la parte integral está también la conciencia del Señor, y la situación de las entidades vivientes varía según la proporción en que esa conciencia se haya limpiado del polvo material. En el Vedānta-sūtra, las distintas gradaciones de las entidades vivientes se comparan con velas o lámparas de distintas intensidades. Por ejemplo, algunas bombillas eléctricas tienen la luminosidad de mil velas; otras, de quinientas velas; las hay con la luminosidad de cien velas, de cincuenta, etc. Todas emiten luz, pero en distintas gradaciones. Análogamente, en el Brahman también hay gradaciones. Las expansiones Viṣṇu svāṁśa del Señor Supremo en diferentes formas de Viṣṇu son como lámparas, el Señor Śiva es como otra lámpara, y la intensidad luminosa suprema, el cien por cien de luz, es Kṛṣṇa. El viṣṇu-tattva posee un noventa y cuatro por ciento de esa potencia; el śiva-tattva tiene un ochenta y cuatro por ciento, el Señor Brahmā, un setenta y ocho por ciento, y las entidades vivientes son también como Brahmā, pero en el estado condicionado su intensidad está aún más velada. En el Brahman hay gradaciones, y nadie puede negarlo. Por lo tanto, las palabras ātmeśa-brahma-sambhav)an indican que Dattātreya era directamente una parte integral de Viṣṇu, mientras que Durvāsā y Soma eran partes integrales del Señor Śiva y del Señor Brahmā.