SB 3.2.2

yaḥ pañca-hāyano mātrā
prātar-āśāya yācitaḥ
tan naicchad racayan yasya
saparyāṁ bāla-līlayā
Palabra por palabra: 
yaḥ — aquel que; pañca — cinco; hāyanaḥ — años de edad; mātrā — por su madre; prātaḥ-āśāya — para el desayuno; yācitaḥ — llamado a; tat — eso; na — no; aicchat — le gustaba; racayan — jugando; yasya — cuyo; saparyām — servicio; bāla-līlayā — infancia.
Traducción: 
Ya en su infancia, a la edad de cinco años, estaba tan absorto en el servicio de Śrī Kṛṣṇa, que cuando su madre lo llamaba a tomar el desayuno, no deseaba comer.
Significado: 

Desde su mismo nacimiento, Uddhava era, por naturaleza, un devoto de Śrī Kṛṣṇa, un nitya-siddha, un alma liberada. Por un instinto natural, solía servir a Śrī Kṛṣṇa ya durante su infancia. Solía jugar con muñecos que tenían la forma de Kṛṣṇa, servía a los muñecos vistiéndolos, alimentándolos y adorándolos, y, de este modo, estaba constantemente absorto en jugar a la iluminación trascendental. Ésas son las señales de un alma eternamente liberada. Un alma eternamente liberada es un devoto del Señor que nunca Lo olvida. La vida humana tiene por objeto revivir la propia relación eterna con el Señor, y todos los mandamientos religiosos están destinados a despertar ese latente instinto de la entidad viviente. Cuanto más pronto ocurra ese despertar, más rápidamente se cumplirá la misión de la vida humana. En una buena familia de devotos, el niño recibe la oportunidad de servir al Señor de muchas maneras. Un alma ya avanzada en el servicio devocional tiene la oportunidad de nacer en una de esas familias iluminadas. Eso lo confirma la Bhagavad-gītā (6.41). Śucīnāṁ śrīmatāṁ gehe yoga-bhraṣṭo 'bhijāyate: Hasta el devoto caído recibe la oportunidad de nacer en la familia de un brāhmaṇa bien situado, o en una rica y acaudalada familia de comerciantes. En esas dos clases de familias hay una buena oportunidad para revivir de un modo espontáneo el sentido de conciencia de Dios, ya que particularmente en esas familias se lleva a cabo en forma regular la adoración de Śrī Kṛṣṇa, y el niño recibe la oportunidad de imitar el proceso de adoración denominado arcanā.

La fórmula pāñcarātrikī para entrenar a las personas en el servicio devocional consiste en la adoración que se realiza en el templo, mediante la cual los neófitos reciben la oportunidad de aprender a ofrecer servicio devocional al Señor. Mahārāja Parīkṣit también solía jugar en su infancia con muñecos con la forma de Kṛṣṇa. En la India, a los niños de buenas familias aún se les dan muñecos con la forma del Señor como Rāma y Kṛṣṇa, o a veces con las formas de los semidioses, de manera que puedan cultivar su aptitud para servir al Señor. Por la gracia del Señor, nuestros padres nos dieron esa misma oportunidad, y el comienzo de nuestra vida se basó en ese principio.