New version available here: vedabase.io

SB 3.15.38

taṁ tv āgataṁ pratihṛtaupayikaṁ sva-pumbhis
te 'cakṣatākṣa-viṣayaṁ sva-samādhi-bhāgyam
haṁsa-śriyor vyajanayoḥ śiva-vāyu-lolac-
chubhrātapatra-śaśi-kesara-śīkarāmbum
Palabra por palabra: 
tam — a Él; tu — pero; āgatam — acercándose; pratihṛta — llevados; aupayikam — artículos; sva-pumbhiḥ — por Sus propios acompañantes; te — los grandes sabios (los Kumāras); acakṣata — vieron; akṣa-viṣayam — ahora un objeto de la vista; sva- samādhi-bhāgyam — visible simplemente por trance extático; haṁsa-śriyoḥ — tan hermosos como cisnes blancos; vyajanayoḥ — los cāmaras (mechones de cabello blanco); śiva-vāyu — vientos favorables; lolat — moviendo; śubhra-ātapatra — la sombrilla blanca; śaśi — la Luna; kesara — perlas; śīkara — gotas; ambum — agua.
Traducción: 
Los sabios, encabezados por Sanaka Ṛṣi, vieron a la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu, que anteriormente podían ver sólo dentro de sus corazones durante el trance extático, y ahora Se había hecho visible para sus ojos. A medida que Se acercaba, rodeado de Sus propios acompañantes llevando todos los artículos, creaban, las perlas que adornaban la sombrilla también se movían, como gotas de néctar que cayesen de la blanca Luna llena o hielo que se fundiese debido a una ráfaga de viento.
Significado: 

En este verso encontramos la palabra acakṣatākṣa-viṣayam. Al Señor Supremo no Lo pueden ver ojos ordinarios, pero ahora Él era visible a los ojos de los Kumāras. Otra palabra significativa es samādhi-bhāgyam. Los meditadores muy afortunados pueden ver la forma Viṣṇu del Señor en sus corazones al seguir el proceso del yoga. Pero verle cara a cara es cosa diferente. Esto sólo les es posible a los devotos puros. Los Kumāras, en consecuencia, al ver al Señor acercándose con Sus acompañantes, que sostenían una sombrilla y un abanico cāmara, quedaron maravillados de estar viendo cara a cara al Señor. Se dice en la Brahma-saṁhitā que los devotos, elevados en el amor por Dios, siempre ven en sus corazones a Śyāmasundara, la Suprema Personalidad de Dios. Pero cuando son maduros, el mismo Dios Se hace visible ante ellos cara a cara. Las personas comunes no pueden ver al Señor; sin embargo, cuando se puede entender la relevancia de Su santo nombre, y se está ocupado en el servicio devocional del Señor, que empieza por la lengua, al cantar y saborear prasāda, entonces el Señor se va revelando poce a poco. De este modo, el devoto ve constantemente al Señor dentro de su corazón, y, en un estado más maduro, puede ver al mismo Señor directamente, tal como vemos cualquier otra cosa.