New version available here: vedabase.io

SB 3.15.27

tasminn atītya munayaḥ ṣaḍ asajjamānāḥ
kakṣāḥ samāna-vayasāv atha saptamāyām
devāv acakṣata gṛhīta-gadau parārdhya-
keyūra-kuṇḍala-kirīṭa-viṭaṅka-veṣau
Palabra por palabra: 
tasmin — en aquel Vaikuṇṭha; atītya — tras pasar a través de; munayaḥ — los grandes sabios; ṣaṭ — seis; asajjamānāḥ — sin sentirse muy atraídos; kakṣāḥ — muros; samāna — igual; vayasau — edad; atha — a continuación; saptamāyām — en la séptima puerta; devau — dos porteros de Vaikuṇṭha; acakṣata — vieron; gṛhīta — llevando; gadau — mazas; para-ardhya — sumamente valiosos; keyūra — brazaletes; kuṇḍala — pendientes; kirīṭa — yelmos; viṭaṅka — hermosas; veṣau — vestimentas.
Traducción: 
Tras atravesar las seis entradas de Vaikuṇṭha-purī, la residencia del Señor, sin sentir el menor asombro ante toda aquella decoración, en la séptima puerta vieron a dos resplandecientes seres de la misma edad, armados con mazas y adornados con joyas sumamente valiosas, pendientes, diamantes, yelmos, vestimentas, etc.
Significado: 

Los sabios tenían tanto deseo de ver al Señor en el interior de Vaikuṇṭha-purī que no se preocuparon de ver la trascendental decoración de las seis puertas que, una tras otra, cruzaron. Pero en la séptima puerta encontraron a dos porteros de igual edad. El significado de que los dos porteros tuviesen la misma edad es que en los planetas Vaikuṇṭhas no hay vejez, de modo que no es posible discernir quién es mayor que quién. Los habitantes de Vaikuṇṭha van adornados como la Suprema Personalidad de Dios, Nārāyaṇa, con śaṅkha, cakra, gadā y padma (caracola, disco, maza y loto).