SB 3.14

SB 3.14.1 Śukadeva Gosvāmī dijo: Tras escuchar del gran sabio Maitreya la historia de la encarnación Varāha del Señor, Vidura, que había hecho un voto, le rogó con las manos juntas que por favor narrase más actividades trascendentales del Señor, pues él [Vidura] no se sentía todavía satisfecho.
SB 3.14.2 Śrī Vidura dijo: ¡Oh, mejor entre los grandes sabios! De la sucesión discipular he oído que Hiraṇyākṣa, el demonio original, murió a manos de la mismísima forma de los sacrificios, la Personalidad de Dios [el avatāra Jabalí].
SB 3.14.3 ¿Qué causa tuvo, ¡oh, brāhmaṇa!, la lucha entre el rey demonio y el avatāra Jabalí cuando el Señor estaba levantando la Tierra como pasatiempo?
SB 3.14.4 Mi mente se ha vuelto muy inquisitiva, y, por esta razón, no me siento satisfecho con escuchar el relato de la aparición del Señor. Así pues, por favor, habla más y más a un devoto que es fiel.
SB 3.14.5 El gran sabio Maitreya dijo: ¡Oh, guerrero! La pregunta que has hecho es perfectamente adecuada para un devoto, porque se refiere a la encarnación de la Personalidad de Dios. Él es la fuente de liberación de la cadena de nacimiento y muerte para todos aquellos que, si no, están destinados a morir.
SB 3.14.6 Gracias a haber escuchado esos temas de labios del sabio [Nārada], el hijo del rey Uttānapāda [Dhruva] se iluminó acerca de la Personalidad de Dios, y ascendió a la morada del Señor, poniendo sus pies sobre la cabeza de la muerte.
SB 3.14.7 Esta historia de la lucha entre el Señor como jabalí y el demonio Hiraṇyākṣa la oí personalmente hace muchos años, cuando Brahmā, el principal de los semidioses, la contó en respuesta a las preguntas de los demás semidioses.
SB 3.14.8 Diti, la hija de Dakṣa, bajo la influencia del deseo sexual, pidió a su esposo, Kaśyapa, el hijo de Marīci, que tuviese relación con ella al atardecer para engendrar un niño.
SB 3.14.9 El Sol se estaba poniendo, y el sabio estaba sentado en trance tras ofrecer oblaciones a la Suprema Personalidad de Dios, Viṣṇu, cuya lengua es el fuego de sacrificio.
SB 3.14.10 En aquel lugar, la hermosa Diti expresó su deseo: ¡Oh, erudito! Cupido está tomando sus flechas y afligiéndome violentamente, del mismo modo en que un elefante enloquecido molesta a un árbol de plátanos.
SB 3.14.11 Por lo tanto, debes ser bondadoso conmigo mostrándome completa misericordia. Deseo tener hijos, y me aflijo mucho al ver la opulencia de mis coesposas. Haciendo esto, serás feliz.
SB 3.14.12 En el mundo, la mujer es honrada por la bendición de su esposo, y un esposo como tú será famoso al tener hijos, pues tu destino es aumentar el número de entidades vivientes.
SB 3.14.13 Hace ya mucho tiempo, nuestro padre, el sumamente opulento Dakṣa, afectuoso con sus hijas, preguntó por separado a cada una de nosotras a quién preferiríamos escoger como esposo.
SB 3.14.14 Nuestro bienqueriente padre, Dakṣa, tras conocer nuestras intenciones, te entregó trece de sus hijas, y, desde entonces, todas hemos sido fieles.
SB 3.14.15 ¡Oh, tú, de ojos como el loto! Bendíceme, bondadosamente, cumpliendo mi deseo. Cuando alguien, afligido, se dirige a una gran persona, sus súplicas nunca deben quedar sin fruto.
SB 3.14.16 ¡Oh, héroe [Vidura]! Diti, influenciada de este modo por la contaminación de la lujuria, y por consiguiente desdichada y locuaz, se tranquilizó con las acertadas palabras del hijo de Marīci.
SB 3.14.17 ¡Oh, afligida mujer! Yo, de inmediato, complaceré cualquier deseo que estés acariciando, pues ¿quién, sino tú, es la fuente de las tres perfecciones de la liberación?
SB 3.14.18 Del mismo modo que se puede cruzar el océano con buques de alta mar, se puede cruzar la peligrosa situación del océano material por vivir con una esposa.
SB 3.14.19 ¡Oh, respetuosa mujer! Una esposa es tan útil, que se dice que es la cara mitad del cuerpo del hombre, porque comparte todas las actividades auspiciosas. Un hombre puede actuar sin ansiedad confiando a su esposa toda responsabilidad.
SB 3.14.20 Tal como el comandante de un fortín vence fácilmente a los asaltantes invasores, al refugiarse en una esposa se pueden conquistar los sentidos, que, en las demás órdenes sociales, son inconquistables.
SB 3.14.21 ¡Oh, reina del hogar! No somos capaces de actuar como tú, y tampoco podríamos pagarte por lo que has hecho, ni siquiera si trabajásemos durante toda nuestra vida, e incluso después de la muerte. Resarcirte no es posible, ni siquiera para aquellos que admiran las cualidades de las personas.
SB 3.14.22 Aunque no es posible resarcirte, voy a satisfacer inmediatamente tu deseo sexual, a fin de engendrar hijos. Pero debes esperar sólo unos segundos, de manera que no puedan otros hacerme reproches.
SB 3.14.23 Este momento en particular es el menos auspicioso, porque es ahora cuando son visibles los fantasmas de horrible aspecto, compañeros constantes del señor de los fantasmas.
SB 3.14.24 Śiva, el rey de los fantasmas, sentado a lomos de su portador, el buey, viaja en esta hora acompañado de fantasmas que le siguen en busca de su propio bienestar.
SB 3.14.25 El cuerpo de Śiva es rojizo y carece de impurezas, pero está cubierto de cenizas. Su cabello está polvoriento debido al remolino de polvo del crematorio. Es el hermano menor de tu esposo, y ve mediante sus tres ojos.
SB 3.14.26 Śiva no considera a nadie pariente suyo, y, a pesar de esto, no hay nadie que no esté conectado con él; no considera a nadie muy favorable, ni abominable. Adoramos respetuosamente los remanentes de su alimento, y hacemos voto de aceptar lo que él rechaza.
SB 3.14.27 Aunque no hay nadie en el mundo material que sea igual ni más grande que Śiva, y aunque su carácter intachable sirve a las grandes almas de ejemplo a la hora de demoler la masa de ignorancia, aun así, él se mantiene como si de un diablo se tratara a fin de dar la salvación a todos los devotos del Señor.
SB 3.14.28 Personas desafortunadas y necias, sin saber que está ocupado en su propio ser, se ríen de él. Semejantes necios se ocupan en mantener el cuerpo - que es comida para los perros - con vestidos, adornos, collares y ungüentos.
SB 3.14.29 Semidioses como Brahmā siguen también los ritos religiosos que él observa. Es el controlador de la energía material, que causa la creación del mundo material. Es grande, y, por lo tanto, sus características diabólicas son simplemente una imitación.
SB 3.14.30 Maitreya dijo: Diti fue así informada por su esposo, pero Cupido la incitaba a conseguir satisfacción sexual. Agarró las ropas del gran sabio brāhmaṇa, como un desvergonzada prostituta pública.
SB 3.14.31 Entendiendo la intención de su esposa, se sintió obligado a ejecutar el acto prohibido, y, de esta manera, tras ofrecer reverencias al adorable destino, se acostó con ella en un lugar apartado.
SB 3.14.32 A continuación, el brāhmaṇa se bañó en el agua y controló su habla con la práctica del trance, meditando en la refulgencia eterna y cantando para sus adentros los santos himnos Gāyatrī.
SB 3.14.33 ¡Oh, hijo de la familia Bharata! Diti, tras esto, se acercó más a su esposo, con el rostro bajo por la falta que había cometido. Habló las siguientes palabras.
SB 3.14.34 La hermosa Diti dijo: Mi querido brāhmaṇa, ten la bondad de encargarte de que Śiva, el señor de todas las entidades vivientes, no mate mi embrión a causa de la gran ofensa que contra él he cometido.
SB 3.14.35 Permítaseme ofrecer mis reverencias al iracundo Śiva, que es al mismo tiempo el muy feroz gran semidiós y aquel que cumple todos los deseos materiales. Él es completamente auspicioso e indulgente, pero su ira le puede incitar inmediatamente a castigar.
SB 3.14.36 Que él se complazca con nosotros, puesto que es mi hermano político, el esposo de mi hermana Satī. Es también el señor adorable de todas las mujeres. Es la personificación de todas las opulencias, y puede mostrar misericordia a las mujeres, a las que incluso los cazadores incivilizados perdonan.
SB 3.14.37 Maitreya dijo: El gran sabio Kaśyapa se dirigió a su esposa, que temblaba de temor a que su esposo se sintiese ofendido. Ella entendió que él había sido inducido a dejar a un lado sus obligaciones diarias de ofrecer oraciones vespertinas, pero, a pesar de ello, deseaba para sus hijos bienestar en el mundo.
SB 3.14.38 El erudito Kaśyapa dijo: Debido a que tu mente estaba contaminada, debido a la profanación de aquel momento en particular, debido a que descuidaste mis mandatos, y debido a que te mostraste indiferente hacia los semidioses, todo era desfavorable.
SB 3.14.39 ¡Oh, insolente! Tendrás dos hijos arrogantes, nacidos de tu vientre condenado. ¡Desdichada mujer! ¡Serán causa de constante lamentación para los tres mundos!
SB 3.14.40 Matarán a pobres seres vivos sin culpa, torturarán a las mujeres, y enfurecerán a las grandes almas.
SB 3.14.41 En ese momento, el Señor del universo, la Suprema Personalidad de Dios, que es el bienqueriente de todos los seres vivos, descenderá y los matará, tal como Indra destroza las montañas con sus rayos.
SB 3.14.42 Diti dijo: Es muy bueno que mis hijos vayan a ser muertos magnánimamente por los brazos de la Personalidad de Dios con Su arma Sudarśana. ¡Oh, esposo mío! ¡Que nunca mueran a causa de la ira de los devotos brāhmaṇas!
SB 3.14.43 Una persona que es condenada por un brāhmaṇa, o que siempre causa el temor de otros seres vivos, no cuenta con el favor ni de los que ya están en el infierno, ni de aquellos que pertenecen a la especie en que nace.
SB 3.14.44-45 El erudito Kaśyapa dijo: Por tu lamentación, penitencia y correcta deliberación, y también por tu inquebrantable fe en la Suprema Personalidad de Dios y tu adoración a Śiva y a mí, uno de los hijos [Prahlāda] de tu hijo [Hiraṇya- kaśipu] será un acreditado devoto del Señor, y su fama se difundirá en la misma medida que la de la Personalidad de Dios.
SB 3.14.46 Buscando seguir sus pasos, personas santas intentarán emular su carácter practicando la ausencia de animadversión, de la misma manera en que los procesos de purificación rectifican el oro de calidad inferior.
SB 3.14.47 Todos se complacerán con él, porque la Personalidad de Dios, el controlador supremo del universo, está siempre satisfecho con aquel devoto que no desea nada más que a Él.
SB 3.14.48 Ese supremo devoto del Señor tendrá amplia inteligencia y amplia influencia, y será la más grande de las grandes almas. Por su maduro servicio devocional, ciertamente estará en una situación de éxtasis trascendental, y entrará al cielo espiritual tras dejar este mundo material.
SB 3.14.49 Será un virtuoso receptáculo de todas las buenas cualidades; cuando los demás estén felices, él estará contento y feliz, sufrirá cuando otros sufran, y no tendrá enemigos. Será un destructor de las lamentaciones de todos los universos, como la agradable Luna que sigue al Sol del verano.
SB 3.14.50 Tu nieto será capaz de ver, dentro y fuera, a la Suprema Personalidad de Dios, cuya esposa es la hermosa diosa de la fortuna. El Señor puede aceptar la forma que el devoto desee, y Su rostro siempre está hermosamente adornado con pendientes.
SB 3.14.51 El sabio Maitreya dijo: Al oír que su nieto sería un gran devoto, y que sus hijos serían muertos por Kṛṣṇa, Diti sintió gran placer en su mente.