SB 2.5.22

kālād guṇa-vyatikaraḥ
pariṇāmaḥ svabhāvataḥ
karmaṇo janma mahataḥ
puruṣādhiṣṭhitāt abhūt
Palabra por palabra: 
kālāt — del tiempo eterno; guṇa-vyatikaraḥ — transformación de las modalidades por la reacción; pariṇāmaḥ — transformación; svabhāvataḥ — de la naturaleza; karmaṇaḥ — de las actividades; janma — creación; mahataḥ — del mahat-tattva; puruṣa-adhiṣṭhitāt — debido a la encarnación puruṣa del Señor; abhūt — ocurrió.
Traducción: 
Después de la encarnación del primer puruṣa [Kāraṇārṇavaśāyī Viṣṇu], aparece el mahat-tattva, o los principios de la creación material, y luego se manifiesta el tiempo, y en el transcurso del tiempo aparecen las tres cualidades. Naturaleza significa las tres apariciones cualitativas. Ellas se transforman en actividades.
Significado: 

Por la omnipotencia del Señor Supremo, toda la creación material se desarrolla mediante el proceso de la transformación y las reacciones, que ocurren una y otra vez; y por la misma omnipotencia, todas las creaciones son absorbidas de nuevo una tras otra, y conservadas en el cuerpo del Supremo. Kāla, o el tiempo, es el sinónimo de la naturaleza, y es la manifestación transformada de los fundamentos de la creación material. Por ello, kāla puede considerarse la primera causa de toda creación, y por la transformación de la naturaleza, se vuelven visibles las diferentes actividades del mundo material. Esas actividades pueden adoptarse como el instinto natural de todos y cada uno de los seres vivientes, incluso de los objetos inertes, y después de la manifestación de las actividades, aparecen diversas variedades de productos y subproductos de la misma naturaleza. Originalmente, todo ello se debe al Señor Supremo. Por ello, los Vedānta-sūtras y el Bhāgavatam empiezan diciendo que la Verdad Absoluta es el comienzo de toda creación (janmādy asya yataḥ).