Happy Sri Krsna Janmastami and Srila Prabhupada appearance day!!!

New beta version of the Online Vedabase: vedabase.io

SB 10.7.4

śrī-śuka uvāca
kadācid autthānika-kautukāplave
janmarkṣa-yoge samaveta-yoṣitām
vāditra-gīta-dvija-mantra-vācakaiś
cakāra sūnor abhiṣecanaṁ satī
Palabra por palabra: 
śrī-śukaḥ uvāca — Śrī Śukadeva Gosvāmī continuó hablando (cuando Mahārāja Parīkṣit se lo pidió); kadācit — en ese entonces (cuando Kṛṣṇa tenía tres meses); autthānika-kautuka-āplave — a los tres o cuatro meses, cuando Su cuerpo había crecido un poco, Kṛṣṇa trataba de darse la vuelta, y esa agradable circunstancia se celebró con un festival y una ceremonia de baño; janma-ṛkṣa-yoge — en ese momento, la Luna entraba en conjunción con la auspiciosa constelación Rohiṇī; samaveta-yoṣitām — (la ceremonia se celebró) entre las mujeres allí reunidas, una ceremonia para madres; vāditra-gīta — música y cantos de distintos tipos; dvija-mantra-vācakaiḥ — con los brāhmaṇas cualificados cantando himnos védicos; cakāra — celebró; sūnoḥ — de su hijo; abhiṣecanam — la ceremonia de baño; satī — madre Yaśodā.
Traducción: 
Śukadeva Gosvāmī dijo: Los esfuerzos del bebé de madre Yaśodā, que ya intentaba girar Su cuerpo para erguirse y darse la vuelta, fueron celebrados con una ceremonia védica. En esa ceremonia, denominada utthāna, que se celebra cuando el niño ya puede salir de casa por primera vez, el bebé es debidamente bañado. Cuando Kṛṣṇa acababa de cumplir los tres meses de edad, madre Yaśodā celebró esa ceremonia con otras mujeres del vecindario. Aquel día la Luna estaba en conjunción con la constelación Rohiṇī. Madre Yaśodā celebró una gran ceremonia, con la participación de músicos profesionales y de brāhmaṇas que cantaban himnos védicos.
Significado: 

En la sociedad védica no existe el problema de la superpoblación, y los niños nunca son una carga para sus padres. Es una sociedad tan bien organizada, con una población tan avanzada en conciencia espiritual, que el nacimiento de un niño nunca se considera una carga o molestia. Cuanto más crece el niño, mayor es la alegría de los padres, y los esfuerzos del bebé por darse la vuelta son otra fuente de alegría. Antes del nacimiento del niño, cuando la madre está embarazada, se celebran ya muchas ceremonias rituales recomendadas. Por ejemplo, a los tres y a los siete meses de embarazo, la madre celebra una ceremonia comiendo con niños de la vecindad. Esa ceremonia se llama svāda-bhakṣaṇa. Del mismo modo, antes del nacimiento del bebé se celebra la ceremonia garbhādhāna. En la civilización védica, el nacimiento de un niño y el embarazo nunca se consideran una carga, sino que son causa de alegría. En la civilización moderna, por el contrario, a la gente no le gusta ni el embarazo ni tener hijos, y muchas veces matan a sus hijos antes de nacer. A raíz de esto, podemos estimar hasta qué punto se ha degradado la sociedad humana desde el comienzo de Kali-yuga. Aunque la gente sigue diciendo que es civilizada, en la actualidad no hay verdadera civilización humana, sino únicamente una congregación de animales de dos patas.