New version available here: vedabase.io

SB 10.4.42

sa hi sarva-surādhyakṣo
hy asura-dviḍ guhā-śayaḥ
tan-mūlā devatāḥ sarvāḥ
seśvarāḥ sa-catur-mukhāḥ
ayaṁ vai tad-vadhopāyo
yad ṛṣīṇāṁ vihiṁsanam
Palabra por palabra: 
saḥ — Él (el Señor Viṣṇu); hi — en verdad; sarva-sura-adhyakṣaḥ — el líder de todos los semidioses; hi — en verdad; asura-dviṭ — el enemigo de los asuras; guhā-śayaḥ — Él es la Superalma que está en lo más profundo del corazón de todos; tat-mūlāḥ — refugiándose a Sus pies de loto; devatāḥ — los semidioses existen; sarvāḥ — todos ellos; sa-īśvarāḥ — con el Señor Śiva; sa-catuḥ-mukhāḥ — así como el Señor Brahmā, que tiene cuatro cabezas; ayam — ésta es; vai — en verdad; tat-vadha-upāyaḥ — la única forma de matarle (a Viṣṇu); yat — que; ṛṣīṇām — de grandes sabios, personas santas o vaiṣṇavas; vihiṁsanam — exterminio con todo tipo de persecuciones.
Traducción: 
El Señor Viṣṇu, la Superalma que está en el corazón de todos, es el enemigo supremo de los asuras, y por ello es conocido con el nombre de asura-dviṭ. Él es el líder de todos los semidioses, pues todos ellos, con el Señor Śiva y el Señor Brahmā, viven bajo Su protección. Las grandes personas santas, los sabios y los vaiṣṇavas también dependen de Él. Por lo tanto, la única manera de matar a Viṣṇu es perseguir a los vaiṣṇavas.
Significado: 

Entre las partes integrales del Señor Supremo, Viṣṇu, hay que contar de forma especial a los semidioses y a los vaiṣṇavas, pues ellos siempre obedecen Sus órdenes (oṁ tad viṣṇoḥ paramaṁ padaṁ sadā paśyanti sūrayaḥ). Los demoníacos seguidores de Kaṁsa pensaron que, si desataban una persecución contra los vaiṣṇavas, las personas santas y los sabios, destruirían de forma natural el cuerpo original de Viṣṇu. Por lo tanto, decidieron acabar con el vaiṣṇavismo. Los asuras sostienen una lucha permanente para perseguir a los vaiṣṇavas, pues no quieren que el vaiṣṇavismo se extienda. Los vaiṣṇavas predican únicamente servicio devocional, y no animan ni a los karmīs, ni a los jñānīs ni a los yogīs, pues quien desee liberarse de la vida material condicionada, finalmente tendrá que volverse vaiṣṇava. Esa comprensión marca la línea que sigue nuestro movimiento para la conciencia de Kṛṣṇa, y, por ello, los asuras siempre tratan de acabar con él.