SB 10.4.25

bhrātuḥ samanutaptasya
kṣānta-roṣā ca devakī
vyasṛjad vasudevaś ca
prahasya tam uvāca ha
Palabra por palabra: 
bhrātuḥ — hacia su hermano Kaṁsa; samanutaptasya — por su arrepentimiento; kṣānta-roṣā — se liberó de la ira; ca — también; devakī — la madre de Kṛṣṇa, Devakī; vyasṛjat — abandonó; vasudevaḥ ca — también Vasudeva; prahasya — sonriente; tam — a Kaṁsa; uvāca — dijo; ha — en el pasado.
Traducción: 
Al ver el sincero arrepentimiento de su hermano mientras explicaba los designios del destino, Devakī vio desvanecerse toda su ira. Vasudeva, que también se liberó de la ira, sonrió y dirigió a Kaṁsa las siguientes palabras.
Significado: 

Devakī y Vasudeva, que eran personalidades muy elevadas, aceptaron la explicación de Kaṁsa de que todo son designios de la providencia. Según la profecía, Kaṁsa sería matado por el octavo hijo de Devakī. Por esa razón, Vasudeva y Devakī veían que, detrás de todos aquellos acontecimientos, estaba el gran plan de la Suprema Personalidad de Dios. El Señor ya había nacido en forma de niño humano, y se encontraba a salvo con Yaśodā, de modo que todo sucedía conforme a un plan previsto, y los malos sentimientos contra Kaṁsa ya no tenían razón de ser. Por consiguiente, aceptaron las palabras de Kaṁsa.