SB 10.12.12

yat-pāda-pāṁsur bahu-janma-kṛcchrato
dhṛtātmabhir yogibhir apy alabhyaḥ
sa eva yad-dṛg-viṣayaḥ svayaṁ sthitaḥ
kiṁ varṇyate diṣṭam ato vrajaukasām
Palabra por palabra: 
yat — cuyo; pāda-pāṁsuḥ — polvo de los pies de loto; bahu-janma — en muchas vidas; kṛcchrataḥ — de someterse a rigurosas austeridades y penitencias como método de practicar yoga; dhṛta-ātmabhiḥ — por personas capaces de controlar la mente; yogibhiḥ — por esos yogīs (jñāna-yogīs, rāja-yogīs, dhyāna-yogīs, etc); api — en verdad; alabhyaḥ — no puede obtenerse; saḥ — la Suprema Personalidad de Dios; eva — en verdad; yat-dṛk-viṣayaḥ — Se ha vuelto el objeto de la visión directa, cara a cara; svayam — personalmente; sthitaḥ — presente ante ellos; kim — qué; varṇyate — puede explicarse; diṣṭam — acerca de la fortuna; ataḥ — por lo tanto; vraja-okasām — de los habitantes de Vrajabhūmi, Vṛndāvana.
Traducción: 
Los yogīs pueden someterse a rigurosas austeridades y penitencias durante muchas vidas, entregados a las prácticas de yama, niyama, āsana y prāṇāyāma, ninguna de las cuales es fácil de realizar. Aunque con el paso del tiempo lleguen a alcanzar la perfección del control de la mente, ni siquiera entonces podrán saborear la más mínima partícula del polvo de los pies de loto de la Suprema Personalidad de Dios. ¿Qué podemos decir de la gran fortuna de los habitantes de Vrajabhūmi, Vṛndāvana, que vivían con la Suprema Personalidad de Dios y veían al Señor cara a cara?
Significado: 

No podemos imaginar la gran fortuna de los habitantes de Vṛndāvana. Es imposible explicar cómo, después de muchísimas vidas de actividades piadosas, llegaron a ser tan afortunados.