New version available here: vedabase.io

SB 10.1.65-66

ṛṣer vinirgame kaṁso
yadūn matvā surān iti
devakyā garbha-sambhūtaṁ
viṣṇuṁ ca sva-vadhaṁ prati
devakīṁ vasudevaṁ ca
nigṛhya nigaḍair gṛhe
jātaṁ jātam ahan putraṁ
tayor ajana-śaṅkayā
Palabra por palabra: 
ṛṣeḥ — del gran sabio Nārada; vinirgame — después de la partida (tras darle información); kaṁsaḥ — Kaṁsa; yadūn — todos los miembros de la dinastía Yadu; matvā — pensar en; surān — como semidioses; iti — así; devakyāḥ — de Devakī; garbha-sambhūtam — los hijos nacidos del vientre; viṣṇum — (considerar) que eran Viṣṇu; ca — y; sva-vadham prati — temiendo su propia muerte a manos de Viṣṇu; devakīm — a Devakī; vasudevam ca — y a su esposo, Vasudeva; nigṛhya — apresar; nigaḍaiḥ — con grilletes de hierro; gṛhe — confinados en su casa; jātam jātam — cada uno que nacía, uno tras otro; ahan — mató; putram — a los hijos; tayoḥ — de Vasudeva y Devakī; ajana-śaṅkayā — con la duda de si no serían Viṣṇu.
Traducción: 
Cuando el gran sabio Nārada se fue, Kaṁsa pensó que todos los miembros de la dinastía Yadu eran semidioses, y que cualquiera de los hijos nacidos del vientre de Devakī podía ser Viṣṇu. Asustado ante la idea de morir, Kaṁsa mandó encerrar a Vasudeva y a Devakī y les encadenó con grilletes de hierro. Sospechando que cualquiera de sus hijos podía ser Viṣṇu, Kaṁsa los fue matando uno tras otro, debido a la profecía que anunciaba su muerte a manos de Viṣṇu.
Significado: 

En el Hari-vaṁśa, Śrīla Jiva Gosvāmī,en sus notas acerca de este verso, menciona el episodio en que Nārada Muni dio esta información a Kaṁsa. Por dictado de la providencia, Nārada Muni fue a ver a Kaṁsa, y Kaṁsa le recibió adecuadamente. Nārada, entonces, le informó de que cualquiera de los hijos de Devakī podía ser Viṣṇu. Puesto que Viṣṇu iba a matarle, Nārada aconsejó a Kaṁsa que no perdonase a ninguno de los hijos de Devakī. La intención de Nārada era que Kaṁsa, al matar a los niños, se cargase con más actividades pecaminosas, de forma que Kṛṣṇa descendiera pronto para matarle. Tras recibir las instrucciones de Nārada Muni, Kaṁsa mató, uno tras otro, a todos los hijos de Devakī.

La palabra ajana-śaṅkayā indica que el Señor Viṣṇu nunca nace (ajana), y que, por lo tanto, hizo Su advenimiento en la forma de Kṛṣṇa, naciendo como un ser humano (mānuṣīṁ tanum āśritam). Kaṁsa trató de matar a todos los bebés de Devakī y Vasudeva, pero sabía que, si nacía Viṣṇu, no podría matarle. Y así sucedió, en efecto; cuando Viṣṇu apareció en la forma de Kṛṣṇa, Kaṁsa no pudo matarle; por el contrario, conforme a la profecía, Kṛṣṇa mató a Kaṁsa. Debemos saber verdaderamente que Kṛṣṇa, cuyo nacimiento es trascendental, mata a los demonios, pero Él nunca es matado. Quien entiende perfectamente a Kṛṣṇa de esa forma, por medio del śāstra, se vuelve inmortal. En la Bhagavad-gītā (4.9), el Señor dice:

janma karma ca me divyam
evaṁ yo vetti tattvataḥ
tyaktvā dehaṁ punar janma
naiti mām eti so 'rjuna

«¡Oh, Arjuna!, aquel que conoce la naturaleza trascendental de Mi advenimiento y actividades, al abandonar el cuerpo no vuelve a nacer en este mundo material, sino que alcanza Mi morada eterna».