New version available here: vedabase.io

SB 1.9.40

lalita-gati-vilāsa-valguhāsa-
praṇaya-nirīkṣaṇa-kalpitorumānāḥ
kṛta-manu-kṛta-vatya unmadāndhāḥ
prakṛtim agan kila yasya gopa-vadhvaḥ
Palabra por palabra: 
lalita — atractivo; gati — movimientos; vilāsa — actos fascinantes; valguhāsa — dulce sonreír; praṇaya — amoroso; nirīkṣaṇa — mirando a; kalpita — mentalidad; urumānāḥ — muy glorioso; kṛta-manu-kṛta-vatyaḥ — en el acto de copiar los movimientos; unmada-andhāḥ — enloquecidas de éxtasis; prakṛtim — características; agan — se sometieron; kila — ciertamente; yasya — cuyas; gopa-vadhvaḥ — las doncellas pastoras.
Traducción: 
Que la mente me quede fija en el Señor Śrī Kṛṣṇa, cuyos movimientos y amorosas sonrisas atrajeron a las doncellas de Vrajadhāma [las gopīs]. Las doncellas imitaron los movimientos característicos del Señor [después de que Él desapareció de la danza rāsa].
Significado: 

Mediante el intenso éxtasis del servicio amoroso, las doncellas de Vrajabhūmi lograron la unidad cualitativa con el Señor, bailando con Él como iguales, abrazándolo con amor nupcial, sonriéndole en broma y mirándolo con una actitud amorosa. La relación del Señor con Arjuna es indudablemente digna de elogio de devotos tales como Bhīṣmadeva, pero la relación de las gopīs con el Señor es aún más digna de elogio, debido al servicio amoroso aún más purificado que ellas realizan. Por la gracia del Señor, Arjuna fue lo suficientemente afortunado como para tener el servicio fraternal del Señor como auriga, pero el Señor no le otorgó a Arjuna una fuerza igual a la Suya. Las gopīs, sin embargo, prácticamente vinieron a ser uno con el Señor, mediante el logro de una posición igual a la del Señor. La aspiración de Bhīṣma de recordar a las gopīs constituye una oración para obtener también la misericordia de ellas en la última etapa de su vida. El Señor se satisface más cuando Sus devotos puros son glorificados, y, por lo tanto, Bhīṣmadeva no sólo ha glorificado los actos de Arjuna, el objeto inmediato de su atracción, sino que también a recordado a las gopīs, que estaban dotadas de oportunidades sin paralelo en virtud de prestarle al Señor un amoroso servicio. La igualdad de las gopīs con el Señor nunca debe tomarse equivocadamente por la liberación sāyujya del impersonalista. La igualdad es una de éxtasis perfecto, en que la concepción diferencial está erradicada por completo, pues los intereses del amante y de amado se vuelven idénticos.