SB 1.15.47-48

tad-dhyānodriktayā bhaktyā
viśuddha-dhiṣaṇāḥ pare
tasmin nārāyaṇa-pade
ekānta-matayo gatim
avāpur duravāpāṁ te
asadbhir viṣayātmabhiḥ
vidhūta-kalmaṣā sthānaṁ
virajenātmanaiva hi
Palabra por palabra: 
tat — esa; dhyāna — meditación positiva; utriktayā — quedando liberados de; bhaktyā — por una actitud devocional; viśuddha — purificados; dhiṣaṇāḥ — mediante la inteligencia; pare — a la trascendencia; tasmin — en eso; nārāyaṇa — la Personalidad de Dios Śrī Kṛṣṇa; pade — a los pies de loto; ekānta-matayaḥ — de aquellos que están fijos en el Supremo, quien es único; gatim — destino; avāpuḥ — alcanzaron; duravāpām — muy difícil de lograr; te — por ellos; asadbhiḥ — por los materialistas; viṣaya-ātmabhiḥ — absortos en necesidades materiales; vidhūta — limpios; kalmaṣāḥ — contaminaciones materiales; sthānam — morada; virajena — sin pasión material; ātmanā eva — por el mismo cuerpo; hi — indudablemente.
Traducción: 
Así pues, mediante la conciencia pura producto del recuerdo devocional constante, ellos llegaron al cielo espiritual, el cual está regido por el Nārāyaṇa Supremo, el Señor Kṛṣṇa. Esto lo logran únicamente aquellos que, sin desviación, meditan en el único Señor Supremo. A esta morada del Señor Śrī Kṛṣṇa, conocida como Goloka Vṛṇdāvana, no pueden llegar las personas que están absortas en la concepción material de la vida. Pero los Pāṇḍavas, estando completamente limpios de toda contaminación material, llegaron a esa morada en sus propios cuerpos.
Significado: 

De acuerdo con Śrīla Jīva Gosvāmī, una persona que esté libre de las tres modalidades de las cualidades materiales, es decir, la bondad, la pasión y la ignorancia, y que esté situada en la trascendencia, puede alcanzar la máxima perfección de la vida son cambiar de cuerpo. Śrīla Sanātana Gosvāmī dice en su Hari-bhakti-vilāsa, que una persona, sea lo que fuere, puede alcanzar la perfección de un brāhmaṇa nacido por segunda vez, si se somete a las acciones disciplinarias espirituales bajo la guía de un maestro espiritual genuino, tal como un químico puede convertir el bronce en oro mediante la manipulación química. Por consiguiente, es la guía en sí lo que importa en el proceso de volverse brāhmaṇa, incluso sin cambiar de cuerpo, o para ir de vuelta a Dios sin cambiar de cuerpo. Śrīla Jīva Gosvāmī señala que la palabra hi que se usa en relación con esto afirma positivamente esta verdad, y no hay duda alguna acerca de esta posición cierta. La Bhagavad-gītā (14.26) también afirma esta declaración de Śrīla Jīva Gosvāmī, cuando el Señor dice que todo aquel que ejecute servicio devocional de un modo sistemático y sin desviación, supera la contaminación de las tres modalidades de la naturaleza material, pudiendo así alcanzar la perfección del Brahman. Y cuando la perfección del Brahman progresa aún más en virtud de la misma ejecución del servicio devocional, no hay duda de que uno pueda llegar al planeta espiritual supremo, Goloka Vṛṇdāvana, sin cambiar de cuerpo, tal como ya lo hemos discutido en relación con el retorno del Señor a Su morada sin cambiar de cuerpo.