Capítulo Seis

Śrīla Rūpa Gosvāmī dice que su hermano mayor (Sanātana Gosvāmī) ha recopilado El Hari-bhakti-vilāsa para que sirva de guía a los vaiṣṇavas, y que en él menciona muchas reglas y regulaciones que los vaiṣṇavas deben seguir. Algunas de ellas son muy importantes y prominentes, y Śrīla Rūpa Gosvāmī las va a mencionar ahora para beneficio nuestro. Lo que esta declaración significa es que Śrīla Rūpa Gosvāmī se propone mencionar solamente los principios básicos, y no los detalles. Por ejemplo, un principio básico es que debemos aceptar un maestro espiritual. La manera exacta de cómo debemos seguir las instrucciones del maestro espiritual, se considera que es un detalle. En otras palabras, si seguimos las instrucciones de nuestro maestro espiritual y esas instrucciones difieren de las instrucciones de otro maestro espiritual, eso se llama información detallada. Pero el principio básico de que hay que aceptar un maestro espiritual es bueno en todas partes, aunque los detalles sean diferentes. Śrīla Rūpa Gosvāmī no desea entrar aquí en detalles, sino que solamente quiere exponernos los principios.

Él menciona los principios básicos de la siguiente manera:

1. aceptar el refugio de los pies de loto de un maestro espiritual genuino,
2. ser iniciado por el maestro espiritual y aprender con él a desempeñar el servicio devocional,
3. obedecer las órdenes del maestro espiritual con fe y devoción,
4. seguir los pasos de los grandes ācāryas (maestros) bajo la dirección del maestro espiritual,
5. preguntar al maestro espiritual cómo se puede avanzar en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa,
6. estar dispuesto a renunciar a cualquier cosa material para complacer a la Suprema Personalidad de Dios, Śrī Kṛṣṇa (esto quiere decir que cuando nos dedicamos al servicio devocional de Kṛṣṇa, debemos estar dispuestos a renunciar a alguna cosa que tal veú no quisiéramos abandonar, y también tenemos que aceptar algo que tal veú no quisiéramos aceptar),
7. residir en un lugar sagrado de peregrinaje, tal como Dvārakā o Vṛndāvana,
8. aceptar sólo lo que sea necesario, o tratar con el mundo material sólo hasta donde sea necesario,
9. observar ayuno en el día de Ekādaśī, y
10. venerar a los árboles sagrados, tales como el árbol baniano.

Estos dieú puntos constituyen las necesidades preliminares para comenzar el desempeño del servicio devocional de acuerdo con los principios regulativos. Si un devoto neófito observa al comienzo los dieú principios anteriores, es seguro que avanzará rápidamente en el cultivo de conciencia de Kṛṣṇa.

El siguiente grupo de instrucciones se da a continuación:

1. Se debe renunciar estrictamente a la compañía de no devotos.
2. No se debe instruir a personas que no estén deseosas de aceptar el servicio devocional.
3. No se debe estar muy interesado en construir templos o monasterios costosos.
4. No se debe tratar de leer demasiados libros, ni pensar en ganarse la vida dando conferencias acerca de El Śrīmad-Bhāgavatam o El Bhagavad-gītā, o recitándolos a modo de profesión.
5. No se deben descuidar los asuntos ordinarios.
6. No hay que dejarse llevar por los lamentos cuando se pierde, ni por el júbilo cuando se gana.
7. No se debe faltar al respeto a los semidioses.
8. No se debe molestar innecesariamente a ningún ser viviente.
9. Se deben evitar cuidadosamente las diferentes ofensas que se pueden cometer al cantar el santo nombre del Señor o al venerar a la Deidad del templo.
10. Se debe ser muy intolerante ante la blasfemia contra la Suprema Personalidad de Dios, Kṛṣṇa, o contra Sus devotos.

Si no observamos estos dieú principios, no podremos elevarnos debidamente al plano del sādhana-bhakti, o servicio devocional en la práctica. Śrīla Rūpa Gosvāmī menciona en total veinte puntos, y todos ellos son muy importantes. De los veinte, los tres primeros - aceptar un maestro espiritual genuino, ser iniciado por él y servirle con respeto y reverencia - son los más importantes.

Los siguientes puntos importantes se dan a continuación:

1. Se debe decorar el cuerpo con tilaka, que es el símbolo de los vaiṣṇavas. (La finalidad de ello es que tan pronto como una persona vea esas marcas en el cuerpo del vaiṣṇava, inmediatamente recuerde a Kṛṣṇa. El Señor Caitanya dijo que un vaiṣṇava es aquel que, cuando lo vemos, nos recuerda a Kṛṣṇa. Por lo tanto, es esencial que un vaiṣṇava se marque el cuerpo con tilaka, para recordarles de Kṛṣṇa a los demás.
2. Al uno marcarse con tilaka, algunas veces se puede escribir Hare Kṛṣṇa en el cuerpo.
3. Se deben aceptar las flores y guirnaldas que se han ofrecido a la Deidad y al maestro espiritual, y se deben colocar en el cuerpo.
4. Se debe aprender a bailar ante la Deidad.
5. Se debe aprender a postrarse inmediatamente al ver a la Deidad o al maestro espiritual.
6. Tan pronto como se visita un templo del Señor Kṛṣṇa, uno se debe poner de pie.
7. Cuando se lleva a la Deidad de paseo por la calle, el devoto debe seguir inmediatamente la procesión. (En relación con esto se debe hacer notar que en la India, y especialmente en los templos de Viṣṇu, se sigue el sistema de que además de la Deidad grande que está situada permanentemente en la sección principal del templo, existen otras Deidades más pequeñas que se llevan en procesión al anochecer. En algunos templos se acostumbra realizar una gran procesión al anochecer con una banda musical y con una hermosa sombrilla grande cubriendo a las Deidades, las cuales van sentadas en tronos decorados en el carruaje o palanquín, que es llevado por los devotos. Las Deidades salen a la calle y recorren el vecindario, y la gente del mismo sale a ofrecer prasāda. Todos los residentes del vecindario siguen la procesión, por lo cual la escena es muy bella. Cuando la Deidad va saliendo, los servidores del templo le presentan las cuentas del día: tanto se recaudó y tanto se gastó. Lo que ocurre es que se considera que la Deidad es el propietario de todo el establecimiento, y a todos los sacerdotes y demás personas que cuidan el templo se les considera sirvientes de la Deidad. Este sistema es muy, muy antiguo, y todavía se observa. Por lo tanto, aquí se menciona que cuando la Deidad sale de paseo, la gente debe seguirla).
8. El devoto debe visitar un templo de Viṣṇu cuando menos una o dos veces al día, por la mañana y al atardecer. (En Vṛndāvana, este sistema se sigue muy estrictamente. Todos los devotos de la ciudad van cada mañana y cada anochecer a visitar diferentes templos. Debido a ello, durante esas horas hay grandes aglomeraciones de gente por toda la ciudad. En la ciudad de Vṛndāvana hay aproximadamente cinco mil templos. Claro que no es posible visitarlos todos, pero por lo menos hay una docena de templos muy grandes e importantes que fueron establecios por los Gosvāmīs y los cuales se deben visitar).
9. Se debe caminar alrededor del edificio del templo un mínimo de tres veces. (Todos los templos están hechos de modo tal que se pueda caminar a su alrededor cuando menos tres veces. Algunos devotos caminan alrededor del templo más de tres veces - dieú veces, quince veces - , según sus votos. Los Gosvāmīs acostumbraban caminar alrededor de la colina de Govardhana). También se debe caminar alrededor de toda la zona de Vṛndāvana.
10. Se debe adorar a la Deidad del templo de acuerdo con los principios regulativos. (Ofreciendo ārati y prasāda, decorando a la Deidad, etc. Estas cosas deben observarse regularmente).
11. Se debe prestar servicio personal a las Deidades.
12. Se debe cantar.
13. Se debe ejecutar saṅkīrtana.
14. Se debe rezar con cuentas.
15. Se deben ofrecer oraciones.
16. Se deben recitar oraciones notables.
17. Se debe probar el mahā-prasāda (comida del mismo plato que se ofrece a las Deidades).
18. Se debe beber caraṇāmṛta (agua del baño de las Deidades, que se ofrece a los visitantes).
19. Se deben oler el incienso y las flores que se ofrecen a la Deidad.
20. Se deben tocar los pies de loto de la Deidad.
21. Se debe contemplar a la Deidad con gran devoción.
22. Se debe ofrecer ārati (ārātrika) a diferentes horas.
23. Se debe oír lo que El Śrīmad-Bhāgavatam, El Bhagavad-gītā y los libros similares dicen sobre el Señor y Sus pasatiempos.
24. Se debe rezar a la Deidad pidiendo Su misericorida.
25. Se debe recordar a la Deidad.
26. Se debe meditar sobre la Deidad.
27. Se debe prestar algún servicio voluntario.
28. Se debe pensar en el Señor como amigo de uno.
29. Se debe ofrecer todo al Señor.
30. Se debe ofrecer un artículo favorito (como una prenda de vestir o cierta comida).
31. Se deben correr toda clase de riesgos y hacer toda clase de esfuerzos para beneficio de Kṛṣṇa.
32. En todas las condiciones se debe ser un alma entregada.
33. Se debe verter agua en el árbol de tulasī.
34. Se debe oír regularmente la lectura de El Śrīmad-Bhāgavatam y textos similares.
35. Se debe vivir en un lugar sagrado tal como Mathurā, Vṛndāvana o Dvārakā.
36. Se debe ofrecer servicio a los vaiṣṇavas (a los devotos).
37. Se debe disponer el servicio devocional de acuerdo con los medios de cada cual.
38. En el mes de Kārttika (octubre - noviembre) se debe hacer lo necesario para realizar servicios especiales.
39. Durante Janmāṣṭamī (cuando se celebra la aparición de Kṛṣṇa en este mundo) se debe ejecutar un servicio especial.
40. Se debe hacer todo con gran cuidado y devoción por la Deidad.
41. Se debe saborear el placer de la lectura del Bhāgavatam entre los devotos, y no entre extraños.
42. Se debe buscar relacionarse con devotos a quienes se considera más adelantados que uno.
43. Se debe cantar el santo nombre del Señor.
44. Se debe vivir en la jurisdicción de Mathurā.

Pues bien, el conjunto de los principios regulativos hace un total de sesenta y cuatro puntos. Como hemos mencionado, los primeros son los dieú principios regulativos principales. Después vienen los dieú principios regulativos secundarios, y a estos se agregan otras cuarenta y cuatro actividades. Así que en total hay sesenta y cuatro puntos para llevar a cabo la práctica regulativa del servicio devocional. De estos sesenta y cuatro puntos, cinco de ellos - la adoración de la Deidad, el oír la lectura de El Śrīmad-Bhāgavatam, el relacionarse con los devotos, el saṅkīrtana y el vivir en Mathurā - son muy importantes.

Los sesenta y cuatro puntos del servicio devocional deben incluir todas nuestras actividades del cuerpo, la mente y el habla. Como se dijo al comienzo, el principio regulativo del servicio devocional ordena que debemos emplear todos nuestros sentidos en el servicio del Señor. En estos sesenta y cuatro puntos se explica exactamente cómo los sentidos pueden ser empleados para ese fin. A continuación, Śrīla Rūpa Gosvāmī presentará pruebas procedentes de diferentes Escrituras, que apoyan la autenticidad de muchos de estos puntos.