Happy Sri Krsna Janmastami and Srila Prabhupada appearance day!!!

New beta version of the Online Vedabase: vedabase.io

Invocación


oṁ pūrṇam adaḥ pūrṇam idaṁ

pūrṇāt pūrṇam udacyate
pūrṇasya pūrṇam ādāya
pūrṇam evāvaśiṣyate
Palabra por palabra: 
om — la totalidad completa; pūrṇam — perfectamente completa; adaḥ — ésa; pūrṇam — perfectamente completo; idam — este mundo fenoménico; pūrṇāt — a partir del omniperfecto; pūrṇam — una unidad completa; udacyate — es producida; pūrṇasya — de la totalidad completa; pūrṇam — completamente, todas; ādāya — habiendo sido quitadas; pūrṇam — el residuo completo; eva — aun; avaśiṣyate — permanece.
Traducción: 
La Personalidad de Dios es perfecta y completa, y debido a que Él es completamente perfecto, todo lo que emana de Él, tal como este mundo de fenómenos, está perfectamente equipado como un todo completo. Todo lo que se produce del todo completo también está completo en sí mismo. Debido a que Él es el todo completo, aunque tantas unidades completas emanan de Él, Él permanece completo en lo remanente.
Significado: 

La completa Personalidad de Dios es la totalidad completa, o sea la Verdad Absoluta Suprema. Comprender al Brahman impersonal o al Paramātmā, la Superalma, significa comprender incompletamente al Absoluto Completo. La Suprema Personalidad de Dios es sac-cid-ānanda-vigraha, y comprender el Brahman impersonal significa comprender Su aspecto sat, o sea Su aspecto de eternidad; y comprender a Paramātmā, o sea la Superalma, significa comprender Sus aspectos sat y cit, Sus aspectos de eternidad y de conocimiento.

Sin embargo, comprender a la Personalidad de Dios significa comprender todos los aspectos trascendentales - sat, cit, y ānanda, la bienaventuranza - . Cuando alguien comprende a la Persona Suprema, comprende estos aspectos con una forma completa (vigraha). Así pues, la totalidad completa no carece de forma. Si Él careciera de forma o si de alguna manera fuera menor que Su creación, no podría ser completo.

La totalidad completa, o sea la Personalidad de Dios, posee inmensas potencias, siendo todas tan completas como Él. Debido a eso, este mundo material o fenoménico también es completo en sí mismo. Este universo material es una manifestación temporal de los veinticuatro elementos, los cuales están dispuestos de manera que produzcan todo lo necesario para el mantenimiento y la subsistencia de este universo. No es necesario el esfuerzo adicional de ninguna otra unidad del universo para tratar de mantenerlo. El universo funciona en base a su propia escala de tiempo fijada por la energía de la totalidad completa, y cuando se termine el tiempo fijado, la disposición completa del completo aniquilará esta manifestación temporal.

Las unidades completas (los seres vivientes) reciben todas las facilidades para que puedan comprender a la totalidad completa. Se experimenta un estado incompleto muy variado cuando hay conocimiento incompleto acerca de la totalidad completa. La forma humana de vida es una manifestación completa de la conciencia del ser viviente, y se obtiene después de evolucionar a través de 8.400.000 especies de vida en el ciclo del nacimiento y de la muerte. Si la entidad viviente no logra comprender su integridad dentro de la totalidad completa mientras tiene esta vida humana, la cual está bendecida por tener conciencia completa, pierde la oportunidad de comprender su integridad y entra de nuevo al ciclo evolutivo por medio de la ley de la naturaleza material.

Debido a que ignoramos que existe una disposición completa en la naturaleza, hecha para nuestro mantenimiento, nos esforzamos por utilizar los recursos de la naturaleza a fin de crear una supuesta vida completa basada en el goce de los sentidos. Se considera que la vida engañosa basada en el goce de los sentidos es una ilusión, porque la entidad viviente no puede disfrutar de la vida de los sentidos si no está acoplada a la totalidad completa. La mano del cuerpo es una unidad completa sólo si permanece unida al cuerpo completo. Cuando la mano es cortada, puede parecer una mano, pero en realidad carece de todas las potencias que tiene una mano. De forma similar, los seres vivientes son partes integrales de la totalidad completa, pero si se separan de la totalidad completa, no podrá satisfacerlos plenamente la representación ilusoria de integridad.

Sólo es posible comprender el estado completo de la vida humana cuando uno se ocupa en el servicio de la totalidad completa. Todo servicio que se haga en este mundo, ya sea social, político, comunal, internacional o incluso interplanetario, seguirá siendo incompleto mientras no se acople con la totalidad completa. Cuando todas las cosas se acoplan con la totalidad completa, las partes integrales unidas también se vuelven completas en sí mismas.